casco insumissia fusil roto
x
casco insumissia fusil roto

Para ponerse en contacto con nosotr@s envíanos un email a noticias @ antimilitaristas.org.

Jornadas antimilitaristas en la UAM

Jornadas antimilitaristas en la UAM

Desde el 30 de Septiembre y hasta la primera semana de Noviembre, el IADE (Instituto universitario dependiente del Vicerrectorado de Investigación de la Universidad Autónoma de Madrid) ha organizado un ciclo de conferencias financiado por el Ministerio de Defensa, y destinado a justificar el papel del ejército y, más en concreto, de la investigación militar ante la población universitaria.

En respuesta, antimilitaristas de la UAM convocaron una concentración de protesta el día 30 de septiembre, coincidiendo con la presentación de las conferencias, y han ordanizado unas jornadas antimilitaristas en la UAM.

Programa de las jornadas:

Jueves 7 Octubre. 13h

“La legalización de la Guerra en el Estado español y la relación entre el ejército y la universidad”

Eduardo Melero, profesor de Derecho Administrativo de la UAM.

Jueves 14 Octubre. 12h

"Mujeres contra el feminismo imperial y militarista"

Prado, militante de CNT.

Jueves 21 Octubre. 12h

"Función del ejército en la Constitución Española de 1978: Dictadura y militarismo"

Felix Rodrigo Mora, autor del libro “Naturaleza, Ruralidad y civilización” y “La democracia y el triunfo del Estado”.

Todas las charlas se desarrollarán en la Facultad de Ciencias, Campus de Cantoblanco.
Módulo 11, Aula 207.

Organizan:

Federación Estudiantes Libertarixs

AEC Manuela Malasaña

AEC Malayerba

Asociación de Estudiantes de Económicas Siglo XXI

Cartel de las jornadas

Convocatoria de la concentración antimilitarista del pasado 30 de septiembre

Concentración antimilitarista en la UAM 30-S

El próximo jueves día 30 de septiembre, vendrá el ejército a la UAM a inaugurar sus nuevas jornadas. Se ha convocado una concentración en rechazo a su presencia en la universidad*Desde el 30 de Septiembre y hasta la primera semana de Noviembre, el IADE (Instituto universitario dependiente del Vicerrectorado de Investigación de la UAM) ha organizado un ciclo de conferencias financiado por el Ministerio de Defensa, y destinado a justificar el papel del ejército y, más en concreto, de la investigación militar ante la población universitaria.

La UAM, como entidad colaboradora, está incumpliendo sus propios estatutos que determinan en el Título Cuarto, Del estudio y la investigación en la Universidad, Art. 53,De la función docente, que “La enseñanza en la Universidad Autónoma de Madrid, tanto en su modalidad presencial como no presencial, tiene como finalidad la formación integral de la persona, tanto social como individualmente, así como su preparación para el ejercicio de actividades profesionales a través de la creación, desarrollo, transmisión y crítica de la ciencia, del arte, de la técnica y de la cultura. Estas actividades estarán siempre orientadas hacia la libertad, la justicia, la paz, la responsabilidad social, el respeto a la diversidad, la solidaridad y amistad entre los pueblos y el respeto por el medio ambiente.“

Lo grave, sin embargo, no se limita a este incumplimiento de normativa interna, sino el hecho de que una institución que debería promover el aprendizaje crítico colabore en la difusión de los valores de violencia, sumisión y obediencia ciega que representa el ejército. Lo inaceptable es que la Universidad colabore en el proceso de lavado de cara del ejército y se comporte como un foro más donde lo militar puede mostrar su perfil amable (pura propaganda) mientras oculta su verdadera cara.

Una prueba de la efectividad de esta campaña es que de la situación de hace tan solo unos años, a finales de los 90, cuando el rechazo al ejército era manifiesto y con un número de objetores de conciencia que rondaba el 93%, pasamos a la situación actual en la que el ejército se sitúa como la institución mejor valorada de todas las del Estado, según un sondeo del CIS en 2008. Esta diferencia no viene motivada por un cambio en la función del ejército, que sigue siendo la lucha con otras potencias por el control de los recursos mundiales, ni por una disminución de la actividad armada de este, dado que en la actualidad se ha podido destinar a operaciones en el exterior casi 8000 militares suprimiendo el tope de 3000, que existía hasta 2008. El cambio se explica por una labor de propaganda en la que las guerras pasan a ser intervenciones humanitarias (Afganistán) y que consigue crear entre los ciudadanos la imagen de unas fuerzas armadas modernas y progresistas, feministas y humanitarias. Ahora pretenden convertir a la Universidad en un altavoz más de esta farsa.

Pero hay más ¿Qué intereses pueden existir entre el profesorado implicado y sus departamentos para fomentar este tipo de relación? Lo cierto es que desde 1999 lleva en vigor un Convenio Marco firmado por la UAM y el Ministerio de Defensa que permite actividades de este tipo.

Entendemos que las aplicaciones civiles que puedan derivarse de la investigación militar no justifican el desarrollo de nuevo armamento y nuevas medidas de control social. En ningún caso la investigación militar puede suplir a la civil. Consideramos por tanto que el apoyo de la comunidad universitaria debería en todo caso dirigirse hacia la mejora de las condiciones de vida de todos, desde una perspectiva crítica y desde la raíz de los problemas, lo cual es incompatible con la colaboración con la industria de violencia, control y muerte que representa lo militar.

Por ello, para mostrar nuestro rechazo, hemos convocado una concentración el jueves día 30 a las 9h en la estación de RENFE de Cantoblanco.

Alternativa Antimilitarista - Moc
Administración