En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

El Mar Arábigo, centro de la guerra de Occidente en el siglo XXI

Por Rick Rozoff

Sección:Informativa
Domingo 2 de enero de 2011 0 comentario(s) 1813 visita(s)

Occidente, EE.UU. y sus aliados de la OTAN están incrementando las operaciones militares en toda el área, de Asia a África y Oriente Próximo. El teatro de operaciones se ha ampliado recientemente del Sur de Asia a la Península Arábiga con ataques de drones y helicópteros en Pakistán y de aviones y misiles crucero en Yemen… Una guerra que comenzó a principios del siglo está en su décimo año y todas las señales indican que será permanente…

Uno de cada cuatro portaaviones nucleares del mundo estará pronto en el Mar Arábigo. El súper portaaviones a propulsión nuclear de la clase Nimitz, USS Abraham Lincoln, llegó a la región el 17 de octubre para sumarse al Grupo de Ataque del portaaviones USS Harry S. Truman, que por su parte había llegado el 18 de junio como parte de una rotación regular.

El Charles de Gaulle, buque insignia de la armada francesa, el único portaaviones del país y el único portaaviones nuclear no estadounidense, se unirá pronto a sus dos equivalentes de EE.UU. Dicho país posee la mitad de los veintidós portaaviones del mundo, los once súper portaaviones (los que desplazan más de 70.000 toneladas) y once de doce portaaviones nucleares.

Respecto al despliegue no programado de un segundo portaaviones estadounidense a la región, una información de CBS News señaló: “Los ataques aéreos en Afganistán han aumentado en un 50% y ahora el secretario de defensa Gates ha ordenado que un segundo portaaviones, el USS Lincoln, participe en los combates. “Dos portaaviones que operan frente a la costa de Pakistán significan unos 120 aviones disponibles para misiones sobre Afganistán. Eso sin incluir las misiones de la Fuerza Aérea de EE.UU. que parten de Bagram y Kandahar.” [1]

Los países que bordean el Mar Arábigo son Somalia, Djibouti, Yemen, Omán, Irán, Pakistán, India y la nación isla de Maldivas.

El USS Lincoln y el USS Truman están asignados actualmente al área de responsabilidad de la Quinta Flota, que incluye el Océano Índico Norte y sus partes y vástagos: el Mar Arábigo, el Mar Rojo, el Golfo de Adén y la costa oriental del sur de África hasta Kenia, el Golfo de Omán y el Golfo Pérsico. Las naciones del Mar Rojo y el Golfo Pérsico son, además de las mencionadas, Egipto, Eritrea, Israel, Jordania, Arabia Saudí y Sudán y Bahréin, Iraq, Kuwait, Qatar, y los Emiratos Árabes Unidos, respectivamente.

La Quinta Flota es la primera flota establecida en el período posterior a la Guerra Fría, reactivada en 1995 después de haber sido desactivada en 1947. (De la misma manera, la Cuarta Flota, que es asignada al Mar Caribe, Centroamérica y Suramérica, fue reactivada hace dos años después de haber sido desactivada en 1950.)

Comparte un comandante y su cuartel general con el Comando Central de las Fuerzas Navales de EE.UU. (CENTCOM) en Manama, Bahrein, frente a Irán, en el Golfo Pérsico. El CENTCOM fue el último comando militar regional creado por el Pentágono durante la Guerra Fría (1983) y su área de responsabilidad se extiende a través de lo que se ha descrito como Oriente Próximo ampliado, desde Egipto al oeste a Kazajstán, bordeando China y Rusia, hacia el este.

La Quinta Flota y el Comando Central de las Fuerzas Navales en conjunto están a cargo de cinco fuerzas de tareas navales que operan dentro y en los alrededores del Mar Arábigo y patrullan varios de los cuellos de botella más estratégicos del planeta: el Canal de Suez que vincula el Mar Mediterráneo, donde prevalecen la Sexta Flota de EE.UU. y la Operación Esfuerzo Activo de la OTAN, al Mar Rojo; Bab Al Mandeb que conecta el Mar Rojo con el Golfo de Adén; el Estrecho de Ormuz entre el Golfo de Omán y el Golfo Pérsico.

La Fuerza Combinada de Tareas (CTF-150) es un grupo naval multinacional establecido en 2001 con instalaciones logísticas en la República de Djibouti en el Cuerno de África, y opera desde el Estrecho de Ormuz hasta el Golfo de Adén, pasando por Bab Al Mandeb al Mar Rojo y al sur hasta Seychelles en el Océano Índico. El año pasado el Pentágono consiguió una instalación militar en Seychelles, la segunda en una nación africana, donde ha desplegado vehículos aéreos sin tripulación Reaper (drones), aviones PC-3 Orion antisubmarinos y de vigilancia, y 112 personas de la armada. Otras naciones que actualmente contribuyen con barcos y personal a la CTF-150 son Gran Bretaña, Canadá, Dinamarca, Francia, Alemania, Pakistán, Corea del Sur y Tailandia. Entre los participantes recientes también están Australia, Italia, Holanda, Nueva Zelanda, Portugal, Singapur, España y Turquía.

La Fuerza Combinada de Tareas 151 (CTF-151) comenzó en enero de 2009, opera en el Golfo de Adén y en la Cuenca Somalí y cubre un área de 2,85 millones de kilómetros cuadrados. Se ha programado la participación de veinte naciones en la fuerza de tareas dirigida por EE.UU. y ya se han inscrito Gran Bretaña, Canadá, Dinamarca, Francia, Holanda, Pakistán, Singapur, Corea del Sur y Turquía. Sus comandantes hasta la fecha han sido de EE.UU., Gran Bretaña, Corea del Sur y Turquía. La Fuerza Combinada de Tareas 152 (CTF-152) opera desde el Golfo Pérsico septentrional al Estrecho de Ormuz, entre las áreas de responsabilidad de CTF-150 y CTF-158, y forma parte de la Operación Libertad Iraquí. La Fuerza Combinada de Tareas 158 (CTF-158) opera en el extremo norte del Golfo Pérsico, también forma parte de la Operación Libertad Iraquí, y está formada por barcos británicos y australianos así como estadounidenses. Sus principales tareas consisten de la supervisión de instalaciones petrolíferas iraquíes y de crear una armada iraquí bajo control del Pentágono.

USS Abraham Lincoln

EE.UU. ha divido el mundo en seis comandos militares regionales y seis flotas de la armada. El Mar Arábigo está cubierto por tres de los comandos militares del Pentágono en ultramar –el Comando Central, el Comando África y el Comando Pacífico– para dar una idea de la importancia que otorga a la región.

Aparte del cuartel general de la Quinta Flota y del Comando Central de las Fuerzas Navales en Bahrein, el Comando Central también mantiene bases e instalaciones de comando, despliegue avanzado, aéreas y de entrenamiento en Kuwait, Omán, Qatar y los Emiratos Árabes Unidos en el Golfo Pérsico, aparte de 56.000 soldados y bases aéreas, navales y de infantería en Iraq.

Varios meses antes de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y el Pentágono, EE.UU. firmó un acuerdo con la pequeña República de Djibouti (con una población de 725.000 personas) para hacerse cargo de una antigua base francesa, Camp Lemonnier, que ahora es una Base Naval Expedicionaria de EE.UU. que alberga la Fuerza Combinada de Tareas-Cuerno de África, asignada al Comando África desde que este último fue activado hace dos años. El área de responsabilidad de la Fuerza Combinada de Tareas-Cuerno de África incluye Djibouti, Etiopía, Eritrea, Kenia, Seychelles, Somalia, Sudán, Tanzania, Uganda y Yemen, e incluye efectivamente las naciones del Océano Índico de la Unión de las Comores, Mauricio y Madagascar.

A principios de 2002 EE.UU. desplegó 800 soldados de operaciones especiales en Camp Lemonnier para realizar operaciones clandestinas en Yemen al otro lado del Golfo de Adén. Ahora hay cerca de 2.000 soldados estadounidenses en el país, y 3.000 soldados franceses, en lo que se ha descrito como la mayor base militar de Francia en ultramar. A comienzos de esta década, Alemania envió 1.200 soldados a Djibouti junto con fuerzas de España y Holanda. Gran Bretaña contribuyó con tropas en 2005. En total hay en Djibouti entre 8.000 y 10.000 militares de las naciones de la OTAN. El Pentágono ha utilizado Camp Lemonnier, el puerto de Djibouti y el aeropuerto internacional del país para ataques en Yemen y Somalia, y los soldados franceses en el país ayudaron a Djibouti en su conflicto armado con la vecina Eritrea en 2008. Francia utiliza el país para entrenar a sus soldados para la guerra en Afganistán y el Pentágono lo utilizó para apoyar la invasión etíope de Somalia en 2006.

La Quinta Flota de EE.UU. tiene asignado normalmente un portaaviones, que sirve como núcleo de un grupo de ataque de portaaviones. Al sumarse este mes el USS Lincoln al USS Truman en el Mar Arábigo, ahora tiene dos. El USS Lincoln va acompañado por un destructor con misiles teleguiados y “contribuye con más de 60 aviones adicionales al teatro de operaciones en apoyo a la Operación Libertad Duradera” [2]

El grupo de ataque del USS Truman incluye cuatro destructores de la clase Aegis equipados para misiles antibalísticos Standard Missile-3, un crucero con misiles teleguiados y la fragata alemana FGS Hessen. El Ala 3 de Portaaviones adjunta al portaaviones incluye tres escuadrones de cazas de ataque, un escuadrón de cazas de los Marines, y escuadrones aéreos de advertencia oportuna (AEW), ataque electrónico y de helicópteros antisubmarinos. Desde que pasó por el Canal de Suez el 28 de junio hasta fines del mes pasado, el Ala 3 de Portaaviones había “completado más de 3.300 salidas y registrado más de 10.200 horas de vuelo, de las que más de 7.200 fueron en apoyo a las fuerzas de la coalición en tierra en Afganistán.” [3] El grupo de ataques del portaaviones USS Truman incluye 7.000 marineros y marines.

Previamente, antes de entrar al Mar Mediterráneo en mayo, el USS Truman participó en ejercicios conjuntos de interoperabilidad en Marsella con el otro portaaviones francés, Charles de Gaulle. Aviones franceses aterrizaron en la cubierta del Truman y estadounidenses en el Charles de Gaulle.

El portaaviones francés volvió a puerto para ser reparado el día en que partió para “una misión de cuatro meses para apoyar los combates en Afganistán”, pero “recuperará el tiempo perdido en alta mar y no es probable que cambie su itinerario”.

Su nueva misión, la primera desde 2007, “lo llevará a unirse a la lucha contra la piratería frente a Somalia en el Océano Índico y a la misión de la OTAN en Afganistán.

“La nueva misión del barco es unirse a la lucha contra los piratas que tiene lugar frente a la costa de Somalia en el Océano Índico, [donde] tiene lugar una misión de la OTAN”. [4] Los portaaviones nucleares representan un extraño medio para enfrentar a piratas.

El despliegue en cuestión de la OTAN es la Operación Escudo del Océano inaugurada en agosto de 2009 y ampliada hasta finales de 2012. El Grupo Marítimo Permanente 1 de la OTAN y el Grupo Marítimo 2 de la OTAN, que también han visitado Bahrein, Kuwait, Qatar y los Emiratos Árabes Unidos y participaron en maniobras navales conjuntas con Pakistán en el extremo oriental del Mar Arábigo, rotan para la operación en el Golfo de Adén.

La Operación Libertad Duradera de EE.UU. incluye en total a dieciséis naciones –Afganistán, Pakistán, Uzbekistán, Cuba (Guantánamo), Djibouti, Eritrea, Etiopía, Jordania, Kenia, Kirguistán, las Filipinas, Seychelles, Sudán, Tayikistán, Turquía y Yemen– y los esfuerzos de la OTAN son paralelos a los del Pentágono y los refuerzan a todo lo ancho del Mar Arábigo desde el Cuerno de África a Asia del Sur y Central.

En su cumbre de Estambul, Turquía, en 2004, la OTAN lanzó la Iniciativa de Cooperación de Estambul para crear cooperaciones militares con los seis Estados miembro del Consejo de Cooperación del Golfo –Bahréin, Kuwait, Omán, Qatar, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos– y ha realizado mientras tanto intercambios y cooperación militares con ellos. [5] Los Emiratos Árabes Unidos han suministrado tropas a la OTAN para la guerra de Afganistán y albergan una base aérea secreta para el tránsito de tropas y equipamiento a la zona de guerra.

En mayo de 2009, el presidente francés Nicolas Sarkozy abrió una base militar en los Emiratos Árabes Unidos, la primera base permanente francesa en el Golfo Pérsico y la primera base en ultramar en 50 años. Con una base de la armada y de la fuerza aérea y un campo de entrenamiento se percibió entonces como una demostración de fuerza contra Irán que disputa la isla Abu Musa en el Golfo Pérsico con los Emiratos.

Fuerzas de la OTAN también operan desde bases en Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán. La OTAN ha lanzado varios ataques con helicópteros artillados dentro de Pakistán desde finales del mes pasado y el 30 de septiembre mató a tres soldados paquistaníes.

Hay 120.000 soldados de casi 50 naciones que sirven bajo la Fuerza Internacional de Ayuda a la Seguridad [ISAF] de la OTAN en Afganistán.

Este año la OTAN aerotransportó soldados ugandeses a Somalia para el conflicto armado en ese país. El portaaviones Charles de Gaulle, en camino al Mar Arábigo para apoyar la guerra en ese país así como para operaciones frente a la costa de Somalia, se botó en mayo de 2001. Siete meses después partió al Mar Arábigo para apoyar la Operación Libertad Duradera y la guerra en Afganistán. El 19 de diciembre de ese año jets de ataque Super Étendard y cazas Rafale Ms despegaron desde su cubierta para realizar misiones de bombardeo y reconocimiento, 140 en total.

En marzo del año siguiente aviones de guerra Super Étendard y Mirage, asignados al Charles de Gaulle, realizaron ataques aéreos antes y durante la Operación Anaconda dirigida por EE.UU.

Cuando el portaaviones francés llegue al Mar Arábigo este mes irá acompañado por dos fragatas, un submarino de ataque y un barco cisterna, 3.000 marineros y 27 aviones; diez cazas Rafale F3, 12 jets de ataque Super Étendard, dos aviones de advertencia oportuna Hawkeye y tres helicópteros.

Alexei Talimonov

Según el comandante del grupo, el contraalmirante Jean-Louis Kerignard, “la fuerza ayudará a armadas aliadas a combatir la piratería frente a la costa de Somalia y enviará jets para apoyar a la OTAN en los cielos sobre Afganistán.

“Los barcos también se entrenarán junto a aliados de Arabia Saudí, India, Italia, Grecia y los Emiratos Árabes Unidos y se detendrán dos veces en la base francesa en Djibouti antes de volver a Francia en febrero de 2011.” [6]

Junto al USS Lincoln y al grupo de ataque de portaaviones del USS Truman, habrá tres portaaviones, otros diez barcos, un submarino de ataque y hasta 150 aviones militares en el Mar Arábigo. Esto aparte de cinco barcos de guerra del Grupo Marítimo 1 de la OTAN, 14-15 barcos con CTF-150 y tal vez docenas más con CTF-151, CFT-152 y CTF-158. Una armada formidable que cubrirá el mar de un extremo al otro.

En el norte del Mar Arábigo, el Golfo de Omán y hacia el Golfo Pérsico, EE.UU. anunció el 31 de octubre una venta a Arabia Saudí de cazas jet de última tecnología, helicópteros, misiles y otras armas y equipos por 60.000 millones de dólares,” según una agencia noticiosa occidental “la mayor venta de armas de EE.UU. de todos los tiempos”. [7]

Irán está rodeado de bases militares estadounidenses

El Financial Times reveló el mes pasado que Washington planifica la venta de armas por 123.000 millones de dólares a Arabia Saudí, Kuwait, Omán y los Emiratos Árabes Unidos. En enero de este año aparecieron informes sobre planes de la Casa Blanca de vender baterías de misiles Patriot a Bahrein, Kuwait, Qatar y Arabia Saudí. La Armada de EE.UU. también patrulla el Golfo Pérsico con barcos de guerra equipados con misiles interceptores Standard Missile-3. [8]

En el extremo oriental del Mar Arábigo, la secretaria de Estado Hillary Clinton anunció el 23 de octubre un paquete de ayuda militar a Pakistán por 2.000 millones de dólares en cinco años, y se informa de que la visita programada del presidente Obama a India del próximo mes incluirá considerables negocios de armas que llevarán a que EE.UU. suplante a Rusia como el mayor proveedor de armas de India.

La monumental expansión de las ventas de armas y el refuerzo del poder naval y aéreo en la región del Mar Arábigo no tienen precedentes. También son extremadamente alarmantes. Occidente, EE.UU. y sus aliados de la OTAN, están incrementando sus operaciones militares en toda el área, desde Asia a África, hasta Oriente Próximo. El teatro de operaciones ha sido ampliado recientemente del Sur de Asia a la Península Arábiga con ataques de drones y helicópteros en Pakistán y ataques aéreos y de misiles crucero en Yemen. Una guerra que comenzó a principios del siglo llega a su décimo año y todas las señales indican que será permanente.

Notas:

1) CBS News, October 18, 2010

2) Navy NewsStand, October 17, 2010

3) Navy NewsStand, September 26, 2010

4) Associated Press, October 14, 2010

5) NATO In Persian Gulf: From Third World War To Istanbul, Stop NATO, February 6, 2009

6) Expatica, October 13, 2010

7) Deutsche Presse-Agentur, October 21, 2010

8) U.S. Extends Missile Buildup From Poland And Taiwan To Persian Gulf, Stop NATO, February 3, 2010


Fuente: http://rickrozoff.wordpress.com/?s=...

Fecha de publicación original: 25/10/2010

Traducido por Germán Leyens para Rebelión

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.