En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Informativa
  Movimiento 15M
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

La Flotilla de la Libertad: solidaridad de las palabras a la acción

El Fusil Roto no 89

Sección:Palestina
Lunes 15 de agosto de 2011 0 comentario(s) 1243 visita(s)

Jørgen Johansen

El bloqueo ilegal de Gaza ha sido condenado por la mayoría de los grandes agentes internacionales. Las horribles consecuencias de esta brutal violación de la ley humanitaria son inaceptables desde cualquier punto de vista. Millón y medio de personas internadas en una pequeña franja (45 kilómetros cuadrados) entre Israel, el Mediterráneo y Egipto. El bloqueo ha reducido el transporte de bienes a y desde Gaza en un 80%.

Durante el Foro Social Europeo de septiembre de 2008, un pequeño grupo de activistas compartieron en un bar algunas botellas de cerveza mientras debatían sobre cómo levantar el bloqueo de Gaza. Querían una iniciativa que fuera de las palabras a los hechos. Había cansancio de los bonitos discursos y las palabras de solidaridad, y empezaron a planificar cómo acabar con el embargo. La inspiración venía de la iniciativa sueca “Barco a Bosnia”, en la que un barco llevó 108 contenedores y un camión de bomberos a la Bosnia-Hercegovina devastada por la guerra en 1995, y del actual movimiento “Free Gaza”. Querían hacer algo a gran escala para levantar las sanciones y ayudar a las víctimas en Gaza. La idea principal era cargar barcos con mercancias y gente famosa y después navegar hacia Gaza. Todo el mundo comprendió que era una idea desquiciada. Uno de las personas iniciadoras. Stellan Vinthagen, dijo más tarde: “Sabíamos que era imposible, por eso teníamos que hacerlo”.

En diciembre y enero Israel lanzó una guerra a gran escala contra Gaza, y 1400 personas fueron asesinadas. La mayoría de las víctimas eran civiles y el primer ministro israelí declaró en los medios que la fuerzas militares “atacaron a los blancos elegidos”. La guerra hizo que los planes de enviar barcos a Gaza fueran más urgentes que nunca. La situación en Gaza se deterioraba más cada día que pasaba y ni la UE, ni EEUU ni la ONU ofrecieron otra cosa que críticas blandas a la beligerante política israelí.

Desde esa conversación en torno a una cerveza en el Foro Social Europeo, la idea empezó a desarrollarse, y enseguida más gente y más organizaciones participaron en los debates. Mediante contactos en Suecia, Grecia y Turquía, se formó en 2009 una coalición de agentes de la sociedad civil de varios países. La tradicional movilización, organización, y formulación de estrategias se aceleró en el invierno de 2009-2010. Reunieron dinero, compraron barcos, y planearon navegar hacia Gaza con suministros médicos, materiales de construcción y otras mercancias necesarias. Mediante contactos con ONGs palestinas en Gaza, la coalición del Fondo Turco de Derechos Humanos y Emergencias IHH, la Campaña Europea para Acabar con el Sitio de Gaza (ECESG). El movimiento Free Gaza, Barco a Gaza Grecia, y Barco a Gaza Suecia, se convirtieron en un movimiento internacional. La flotilla estaba lista para zarpar en mayo de 2010.

Los tradicionales grupos de presión israelíes empezaron un debate en las medios afirmando que esto era un apoyo mal disfrazado a la “organización terrorista” Hamas. Recordemos que Hamas ganó la elecciones libres y justas en Palestina en 2006, pero Israel y EEUU proporcionaron armas y otras formas de apoyo a Fatah (que perdió las elecciones) para lanzar una guerra para derrocar a Hamas. Fatah se las arregló para tomar el control de Cisjordania, pero no de Gaza. Hamas fue etiquetado como “terroristas” y todas las supuestas “voces democráticas” de todo el mundo o bien se mantuvieron en silencio o apoyaron activamente la lucha contra los ganadores de las elecciones democráticas. ¡Estos son probablemente los actos cometidos u omitidos más estúpidos a cargo de los estados occidentales y los agentes de la sociedad civil en Oriente Medio desde las curzadas!

Los organizadores de la Flotilla de la Libertad tuvieron una declarada política de noviolencia y prometieron hacer todo lo posible para alcanzar la costa de Gaza. Representantes del gobierno israelí dijeron que utilizarían todos los medios necesarios para evitar que los barcos llegaran a Gaza y ordenaron a las Fuerzas de Ocupación Israelíes (IOF) que detuvieran cualquier barco que intentara llegar a Gaza.

La Flotilla de la Libertad le creó un dilema clásico al gobierno israelí. Tenían dos opciones: dejar que los barcos llegaran a Gaza y por tanto terminar el bloqueo, o usar la fuerza para detener a activistas pacíficos. La primera alternativa sería una victoria directa de la Flotilla, que habrái levantado el bloqueo en la práctica. La segunda alternativa mostraría la verdadera, nefasta y brutal política del gobierno y la IOF. Negar la asistencia humanitaria a la gente que sufre es difícil de justificar. Hicieron lo que pudieron para acusar a los activistas de “terroristas” o “colaboradores de terroristas”, pero la conclusión fue que el estado israelí perdió muchos apoyos y fue acusado por sus anteriores aliados en todo el mundo. El ataque a la flotilla se agravó rápidamente cuando fuerzas de comando se introdujeron en los barcos mataron a 9 activistas desarmados . La IOF confiscó casi todas las fotos, vídeos y equipo por grabar lo que sucedió. Hasta los periodistas a bordo perdieron sus ordenadores, cámaras, etc. Los barcos estaban aún en aguas internacionales cuando fueron atacados y la mayoría de los expertos en leyes internacionales están de acuerdo en que el ataque fue ilegal.

La mayoría de los medios coroprativos internacionales cubrieron la salida de la flotilla desde Atenas y Malta. Pero cuando la IOF empezó el ataque, se interfirieron todas las comunicaciones y enseguida los activistas perdieron el contacto con el resto del mundo. Los barcos fueron llevados al puerto de la ciudad israelí de Ashdod y todos los activistas fueron encarcelados. En los siguientes dos ó tres días las autoridades israelíes tuvieron el monopolío de toda la información sobre el enfrentamiento. Usaron esta oportunidad para presentar su propia versión de la historia. Cuando empezaron a liberar a los presos, salieron a la luz el resto de las historias. Que los soldados abrieron fuego cuando entraron en los barcos desde los helicópteros, que algunos de los asesinados recibieron disparos a corta distancia, etc. En parte debido al factor tiempo, estas historias no llegaron a conseguir la misma atención que la versión israelí de lo que pasó. El control de la información de los medios durante las primeras 48 horas demostró ser importante para controlar qué versión de los hechos se formaron muchas personas. Todas las investigaciones, excepto las realizadas por los propios israelíes, concluyeron con críticas -y normalmente con condenas- a la IOF y/o al gobierno israelí.

La Flotilla y el propio ataque incrementaron la presión sobre Israel para que levantara el bloqueo. Y en cierto grado lo consiguieron. Habían aumentado la cantidad de suministros desde el 20% hasta el 35% del nivel pre-bloqueo. El parlamentario de Hamas en Cisjordania Aziz Dweik afirmó: "la flotilla de Gaza ha hecho más por Gaza que 10.000 cohetes.”

2011 – Nuevas estrategias en los dos lados

Para 2011, los organizadores planificaron de nuevo una Florilla de la Libertad. Desde el último año, el contexto político de la región ha cambiado mucho. La “primavera árabe” ha eliminado regímenes y fortalecido sociedades en muchos lugares del Norte de África y Oriente Medio. La Flotilla de la Libertad 2.0 añadió el eslogan “Seamos humanos” a sus logos y pancartas. La frontera entre Gaza y Egipto ha sido abierta un poco más para personas y mercancias, pero todavía con importantes limitaciones.

Más organizaciones se unieron a la Flotilla, y para esforzarse al máximo para evitar la violencia y los enfrentamientos mortales pusieron más énfasis en el entrenamiento de noviolencia. Todas las personas participantes tuvieron que firmar una declaración donde prometían no usar la violencia en ninguna situación. Antes de la partida, tuvieron lugar entrenamientos prácticos en varios países y en los puertos de salida.

Gran parte de la planificación se centró en cómo actuar si, o más bien cuando, la IOF detuviera los barcos. Parte de esto fue como documentar lo que estaba sucediendo y sacar las imágenes y los vídeos fuera de los barcos asediados. Se probaron y planearon varias técnicas muy creativas. Otra parte de los preparativos se centró en cómo seguir tendiendo barcos dirigiéndose hacia Gaza incluso cuando los soldados subieran a bordo. Se debatieron y planificaron muchas opciones técnicas diferentes.

Nada sorprendentemte, las autoridades israelíes habían cambiado también su estrategia. Su objetivos principal esta vez era evitar que los barcos abandonaran sus últimos puertos. Consiguieron presionar lo bastante al gobierno griego para que creara un maraña burocrática de inspecciones y comprobaciones. Las autoridades portuarias griegas crearon un verdadero infierno de papeleos e inspecciones, y cuando ya no tenían más medios para retrasar la partida, prohibieron a todos los barcos que se dirigían a Gaza que abandonaran el puerto. Todos los capitanes recibieron la siguiente declaración:

Prohibición de partida de los barcos con banderas griega y extranjera de los puertos griegos hacia el area marítima de Gaza hoy.

Siguiendo una decisión del ministro de protección ciudadana, Sr. C. Papoutsis, la partida de los barcos con bandera griega y extranjera desde los puertos griegos hacia el área marítima de Gaza ha sido prohibida hoy.

Por órdenes del Cuartel General Helénico de Guardacostas a todas las Autoridades Helénicas de Guardacostas locales, se tomarán las medidas adecuadas para implementar la citada decisión.

Como es sabido, las Autoridades Helénicas de Guardacostas han sido ya informadas para que envíen a los capitanes de los barcos de cualquier bandera el relevante aviso a los navegantes que define el área de bloqueo marítimo por parte de Israel.

Más específicamente, para barcos bajo bandera griega se harán anotaciones relevantes en el cuaderno de bitácora junto con la recepción del arriba mencionado aviso a navegantes, así como con la comunicación de parte del Ministerio de Asuntos Exteriores, con fecha 22 de junio de 2011.

Además, el área marítima amplia del Mediterráneo oriental será continuamente monitorizada por medios electrónicos para el seguimiento, allí donde sea aplicable, de los movimientos de los barcos supuestamente participantes en tal campaña.

Finalmente, se llevan a cabo controles policiales de pasajeros y tripulaciones a la vez que existe cooperación con la policía local y las autoridades aduaneras para controlar rigurosamente los asuntos bajo su competencia.

Esta “orden” no tiene ninguna base según la Ley Marítima Internacional, y probablemente ni siquiera según la legislación nacional griega.

Además, el gobierno griego prohibió las entregas a la flotilla. En un correo electrónico con fecha 5 de julio, el distribuidor suízo de cemento Interbulk notificó a los organizadores de la Flotilla de la Libertad que no completaría su venta de 25.200 euros de cemento, para la cual ya había firmado uncontrato y había recibido el pago. La empresa citaba la prohibición de todo tráfico marítimo del gobierno griego, sea cual fuera su bandera, desde puertos griegos hacia Gaza. Un representante de la empresa escribió lo siguiente:

“Debido a causas de fuerza mayor no podemos entregar el cemento, y procederemos por tanto a la devolución en su cuenta de los 25.200 euros que habíamos recibido como pago adelantado”

La decisión del gobierno griego de prohibir a las empresas europeas hacer negocios con movimientos humanitarios de base como la Flotilla de la Libertad es obviamente un resultado de la presión ejercida por los gobiernos israelí y/o estadounidense. Por descontado, esto es completamente rechazable en cualquier estado democrático gobernado por la ley.

En una cumbre el 11 de julio en Jerusalén, el presidente israelí Peres agradeció a Grecia por desbaratar la flotilla con destino a Gaza.

Mientras escribo este texto, la mayoría de los barcos todavía están en puertos griegos a la espera de la posibilidad de zarpar hacia Gaza.

Conclusión

La Flotilla de la Libertad ha desafiado el bloqueo israelí de Gza más que cualquier otro esfuerzo desde que empezó el bloqueo. Después de la flotilla de 2010, Israel fue fuertemente criticado en todo el mundo y forzado a aceptar que algunas mercancias más fueran transportadas a Gaza. La acción de dilema noviolento mejoró la situación en Gaza incluso aunque no consiguiera levantar el bloqueo.

En 2011 el gobierno israelí utilizó con éxito la diplomacia “entre bambalinas” y la presión política para evitar que los barcos salieran de Grecia. Casi seguramente lograron el apoyo de EEUU, que jugó un papel crucial en la negociación con el FMI respecto a la necesidad de préstamos y otras formas de ayuda financiera para la bancarrota de la economía griega. Teniendo a las autoridades griegas jugando a su lado, el gobierno israelí consiguió en realidad “externalizar” a la UE el bloqueo a Gaza. Esta estrategia consiguió reducir el foco sobre Israel y, a corto plazo, hacer que la Flotilla de la Libertad 2011 pareciera un fracaso.

Las próximas Flotillas a Gaza necesitarán desarrollar una estrategia para contrarrestar las acciones preventivas de los estados de salida. Esto debería ser posible tanto contra las prohibiciones sobre los barcos como contra los suministros de materiales.

El Fusil Roto No 89

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.