En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Comunicado de apoyo a los activistas anti-TAV encausados por el lanzamiento de tartas a Yolanda Barcina

No hay tarta para tanta cara

Sección:Locales
Jueves 17 de noviembre de 2011 1 comentario(s) 2111 visita(s)

Comunicado de apoyo del Grupo Antimilitarista de Bilbao KEM-MOC a los activistas anti-TAV encausados por el lanzamiento de tartas a Yolanda Barcina.

Desde la experiencia de más de 30 años trabajando por la abolición de los ejércitos y la desmilitarización utilizando diversas estrategias noviolentas, entre las que destacan por su respaldo y apoyo social diversas formas de Desobediencia Civil y Acción Directa Noviolenta, y ante el tratamiento mediático de esta acción y las acciones judiciales emprendidas contra sus autores, el Grupo Antimilitarista de Bilbao KEM-MOC desea manifestar lo siguiente:

1. En primer lugar, señalar que, a nuestro juicio, el lanzamiento de tartas contra Yolanda Barcina, y en la medida en que se puede encuadrar dentro del amplio abanico de acciones que caben dentro del marco de la Acción Directa Noviolenta, resulta una forma legítima de acción política. En este sentido, entendemos que esta acción cumple con todos los requisitos establecidos por la tradición de noviolencia y desobediencia civil, tanto a nivel teórico como práctico, por tratarse de un acto público, noviolento, consciente y político.

Así, podemos hablar de acto público, de manera fundamental, porque se comete en público, pudiendo por tanto compararse a un discurso, a una forma de reclamación, apelación o petición. También podemos hablar de acción noviolenta ya que en su desarrollo no se ha vulnerado ningún derecho fundamental, y el único bien jurídico que se ha podido ver perjudicado, además de la imagen de intangibilidad de la clase política, es la el orgullo de la señora Barcina.

Y por último, podemos hablar de acto político porque además de estar dirigido a una representante política, está fundamentado y regido por principios políticos en la medida en que apela a una concepción de la Justicia socialmente compartida y que se considera vulnerada (es decir, la necesidad de que el conjunto de la población tome parte en el debate y la decisión acerca de una infraestructura que tiene un enorme impacto social, económico y medioambiental).

2. En segundo lugar, y en relación con el punto anterior, que esta acción continúa por el camino marcado por otras y otros muchos activistas que, utilizando la creatividad, la imaginación, la diversión y la experimentación, han puesto en práctica una forma de acción que a través de la ridiculización de una “figura importante”, busca deshacer la «normalidad» de situaciones e interpretaciones dominantes, desnaturalizar y hacer visibles las situaciones cotidianas de poder, dominación y violencia y generar debate.

En este punto, sólo hay que recordar algunos casos previos como los tartazos recibidos por representantes políticos como Nicolas Sarkozy, Helmut Kohl o Jacques Delors, y destacados responsables de corporaciones económicas como Bill Gates o Rupert Murdoch.

3. También queremos recordar que el verdadero problema es el TAV, y no los tartazos. La destrucción del entorno natural, el desaforado despilfarro económico y el impacto social que supone esta infraestructura justifican acciones de este tipo, que buscan ser la herramienta para denunciar este despropósito.

En el mismo sentido, la falta de debate social y de participación ciudadana en todo lo relacionado con construcción del TAV, ha obligado a los colectivos que se oponen a él a recurrir a formas no ortodoxas, pero legítimas, de participación política.

4. En cuarto lugar, denunciamos que tanto el tratamiento mediático como el judicial desplegado contra los autores de esta acción, y que incluye entre otros, su encausamiento en un tribunal de excepción como es la Audiencia Nacional o el intento de vinculación del colectivo a la izquierda abertzale y la violencia de ETA, responde a una clara voluntad de:

 desprestigiar socialmente al movimiento anti-TAV y los objetivos que éste persigue;

 desmovilizar y desactivar, a través del miedo a la represión y de las condenas que pudieran hacerse efectivas, al colectivo de personas que lo componen, y por extensión al resto de movimientos sociales que trabajan por la transformación social;

 lanzar el mensaje de que el sistema y sus responsables políticos y económicos son intocables.

En resumen, desde nuestra apuesta por la desmilitarización social y las formas de lucha noviolentas, manifestamos que la acción del lanzamiento de tartas contra Yolanda Barcina es una forma de Acción Directa Noviolenta y resulta una vía legítima de acción política. Así mismo afirmamos, que esta acción está en sintonía con muchas otras similares desarrolladas anteriormente en otros muchos lugares del mundo contra personajes relevantes y con las que se busca la denuncia de una situación y la apertura de un debate. Y por último, denunciamos el intento de desactivar la lucha desarrollada por éste y otros movimientos a través de la intoxicación informativa, la judicialización y la represión de sus componentes.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • Comunicado de apoyo a los activistas anti-TAV encausados por el lanzamiento de tartas a Yolanda Barcina

    17 de noviembre de 2011, por Pablo

    Bueno, un tartazo (o tres) me parece una agresión muy pequeña, sobre todo si la comparamos con los efectos que tienen las decisiones de personajes como Yolanda Barcina. Los años de cárcel que se piden para los tres activistas me parecen una auténtica locura. Me parece necesario realizar acciones directas ante tanto desmán a ver si la gente despierta un poco.

    Dichas todas estas cosas yo no diría tan alegremente que esta acción política es noviolenta. Según la definición que algunas personas manejamos, “violencia” es todo aquello que atenta contra lo que nos es constitutivo como personas, sea nuestra integridad física, psíquica, moral, pertenencias que nos son importantes, nuestro entorno etc. Evidentemente a nadie le tienen que llevar a urgencias tras haber sido pringados de merengue en el pelo, pero sí creo que hay un daño moral. Porque las personas somos mucho más que nuestros meros cuerpos, y además personajes como Barcina o los otros que se citan en el artículo, desde el punto de vista de la noviolencia, nunca dejan de ser personas, hagan lo que hagan. No creo que a ninguno de los habituales en esta página nos resultase “noviolenta” la acción de unos fachas que entraran en el lugar donde participamos en una mesa redonda de cara a un público amplio y nos plantaran sendas tartas en la cabeza.

    Aún así, con esta pequeña discrepancia, aplaudo la valentía de los activistas, espero que salgan bien librados de la represión que les amenaza y sobre todo espero que su gesto sirva para paralizar el proyecto del TAV, que es de lo que se trata. Para ello sería bueno que la misma Yolanda Barcina y el resto de agentes políticos y económicos empeñados en el proyecto (es de creer que por su interés egoísta y corrupto), actuaran como las personas que presumen ser a la hora de denunciar una agresión “violenta”, y dejaran de ser extremadamente violentos a su vez –como son- con la naturaleza y las personas.



Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.