En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Informativa
  Movimiento 15M
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Resistencia noviolenta a los planes de EEUU en Gangjeong, Jeju

El Fusil Roto No 91

Sección:Noviolencia
Miércoles 9 de mayo de 2012 0 comentario(s) 1068 visita(s)

Por Angie Zelter

Durante cinco años, la población de Gangjeong en la isla de Jeju, República de Corea del Sur ha resistido noviolenta y valientemente la construcción de una base naval en su tierra. La base naval coreana que se propone cubriría 50 hectáreas de suelo agrícola excelente y estaría disponible para uso sin restricciones para la marina y el ejército de EEUU, y sería usada para albergar portaaviones, submarinos nucleares y buques de guerra AEGIS, que son parte del sistema de defensa antimisiles (MD) de EEUU. También es probable que la base sería usada en el conflicto con China que EEUU está planeando y preparando. El Comando Espacial de EEUU ha estado simulando por ordenador un ataque de primer golpe contra China (establecido para 2016) y el escudo antimisiles (en realidad “ataque de misiles”) es un elemento clave de la estrategia de primer golpe de EEUU. Los sistemas del escudo antimisiles han demostrado también ser armas antisatélite eficaces, y están conduciendo a una nueva carrera de armamentos con Rusia y China.

El Pentágono ahora está rodeando con instalaciones del escudo antimisiles a Rusia (que tiene las mayores reservas de gas natural e importantes reservas de petróleo) y China (una creciente potencia económica). EEUU sabe que no puede competir con China económicamente, pero China importa más del 60% de su petróleo por barco. Si el Pentágono puede asfixiar la capacidad de China para transportar estos recursos vitales, entonces tendría en sus manos las llaves del motor económico de China. La base naval propuesta en la isla de Jeju está sólo a 500 km. de la costa china y se convertiría un puerto estratégico para los destructores AEGIS y otros buques de guerra, y sería también usada por submarinos nucleares. EEUU cuenta con más de 1000 bases por todo el mundo (incluyendo 82 solamente en Corea). China no tiene bases militares significativas fuera de sus fronteras. La construcción de una base naval en Gangjeong sólo sirve para aumentar la tensión militar y crear un obstáculo a la paz mundial en el Este de Asia.

La base creará muchos más problemas que los que resolverá, ya que China es socio comercial principal de Corea del Sur. Sin embargo, EEUU está intentando cambiar este esquema y acaba de firmar un Acuerdo de Libre Comercio con Corea del Sur, a pesar de la enorme oposición de la sociedad civil coreana.

La última vez que se situó una base militar en la isla de Jeju, en 1948, más de 30.000 personas (la novena parte de la población) fueron asesinados en un genocidio conocido por el nombre de “Sasam”. Fueron asesinados por el gobierno surcoreano bajo el dominio de EEUU, 84 pueblos fueron destruidos completamente, y una política de tierra quemada produjo miles de refugiados. Ni siquiera se permitió a la gente hablar abiertamente sobre este trauma hasta 2006, cuando el ya fallecido presidente Roh Moo-Hyun pedió perdón oficialmente por la masacre y nombró a la isla de Jeju “Isla de la Paz Mundial”. Podemos imaginarnos lo terrible que fue el sentimiento de traición cuando solamente 2 años después estuvo de acuerdo en construir una base naval en Jeju.

Los que desean detener la guerra no son los únicos preocupados por la construcción de la base naval, sino también los ecologistas. La isla de Jeju es una Reserva Mundial de la Biosfera y el pueblo de Gangjeong está rodeado de al menos zonas de la Herencia Natural Mundial de la UNESCO y 9 parques geológicos de la UNESCO, y fue designada como una de las “Nueve Nuevas Maravillas de la Naturaleza”. El mar delante de Gangjeong es el más limpio y bello en Jeju, y es el único habitat de coral blando designado por la UNESCO, y un área frecuentada por los delfines de nariz de botella del Pacífico Índico (una especie en peligro de extinción en lista de la IUCN), así como por el cangrejo de pies rojos (una especie designada en Corea en peligro de extinción). El área alrededor de Gangjeong fue designada como “Zona de Conservación Total” para protegerla, pero el ejército simplemente está ignorando todos estas protecciones culturales y medioambientales.

La roca de Gureombi, donde tienen lugar muchas de las protestas contra la base naval, no solamente es medioambientalmente sensible, sino que también es un lugar ancestral de oración. Es la única roca volcánica suave de agua dulce en Corea, y los arroyos de agua dulce bajo la roca se cree que son la fuente de la corriente de Gangjeong, que proporciona el 70% del agua potable para la mitad sur de la isla. Las primeras explosiones en la roca de las empresas de demolición Samsung y Daelim, produjeron la contaminación de esta fuente de agua, y se teme que el agua potable se vea afectada gravemente.

La resistencia de los habitantes y sus simpatizantes ha sido notable a pesar de ser repetidamente arrestados, encarcelados y fuertemente multados. El argumento del ejército surcoreano de que el proceso de aprobación de la construcción de la base fue aprobado en una votación democrática, ha quedado a la vista de todo el mundo como una falacia. Solamente 87 personas, algunas de las cuales fueron sobornadas (de un total de 1800 residentes) tuvieron la oportunidad de votar, solamente mediante el aplauso. Cuando el pueblo eligió a un nuevo alcalde y efectuó su propia re-votación, que incluyó prácticamente a toda la comunidad y se hizo con un recuento adecuado, el 94% de los habitantes se opusieron a la base militar, aunque el gobierno y el ejército se negaron a reconocer los resultados. El democráticamente elegido alcalde de Gangjeong que supervisó la votación del 94%, fue puesto en libertad recientemente de su condena de 3 meses de cárcel por defender los derechos de sus habitantes.

El pueblo ha organizado ruedas de prensa, ha presionado al Consejo Insular en Jeju City y al gobierno central en Seúl, ha organizado manifestaciones pacíficas y vigilias, y a cambio ha sido sometido al acoso policial, ataques, sobornos corruptos que han dividido a su comunidad, y medidas ilegales que han cercenado su derecho ancestral a rezar en sus rocas sagradas y a usar el puerto público local.

Mientras avanzaban los trabajos de destrucción, la resistencia noviolenta se desarrollo hacia bloqueos diarios con unos 100 ó 200 personas participantes. Sus protestas son pacíficas y noviolentas, pero la fuerza ejercida contra ellas es crecientemente violenta, sobre todo con las elecciones generales del 11 de abril acercándose. El gobierno de Lee Myung-Bak está reforzando la destrucción tan rápido como sea posible para que la situación se vuelva irreversible. Más de 400 personas han sido detenidas desde enero de 2010, y el número crece ahora rápidamente desde que empezó el 7 de marzo la voladura de la roca de Gureombi. Inquietantemente, más de 1500 policías antidisturbios han sido desplegados desde el continente, algo que no se ha visto en la isla desde los días de la masacre de 1948. Los manifestantes están ahora entrando pacíficamente en el área para intentar obstaculizar la destrucción, derriban las vallas y cortan el alambre de cuchillas, usan botes y kayaks por el mar para acceder a la roca sagrada, y cada acción se encuentran con cada vez más violencia. El coraje de estos manifestantes es notable ya que se enfrentan al acoso y la violencia de perpetrada por la policía y los guardias de seguridad de Daelim y Samsung. La gente ha sido golpeada, ha perdido dientes y ha sufrido conmociones y fracturas óseas.

Ninguna de las denuncias presentadas contra estos ataques ha llegado a los tribunales. Tampoco han sido objeto de investigación judicial los cortes de caminos, los cierres del puerto público local, los robos de kayaks públicos por parte de la policía marítima, ni el borrado ilegal de las protecciones medioambientales.

De todos modos, la resistencia continúa. Por ejemplo, el 3 de abril 5 curas atravesaron las vallas por la mañana temprano y fueron detenidos al entrar el área de construcción militar para intentar detener las explosiones.

Esta valiente resistencia necesita del apoyo de la gente amante de la paz de todo el mundo. Habrá manifestaciones en el exterior de las embajadas coreanas de Londres y París el 9 de mayo. Si puedes organizar algo parecido en tu país, avísame.

Referencias y más información (en inglés)

http://www.youtube.com/watch?featur...

http://www.tridentploughshares.org/...

Artículo de Matthew Hoey en el sitio web de “Save Jeju” website at www.savejejuisland.org

Artículos de Bruce Gagnon en www.space4peace.org http://www.facebook.com/groups/nona...

Traducción: Carlos Barranco

El Fusil Roto No 91

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.