En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Campaña del mes: re-CORTAR lo MILITAR

Boletín Noticias de los especuladores de la guerra No 37

Sección:Recortar lo militar
Viernes 1ro de marzo de 2013 1 comentario(s) 2076 visita(s)

La destrucción de millones de puestos de trabajo y el incremento de la desigualdad y la exclusión social son las consecuencias más escandalosas de la actual crisis sistémica capitalista. A pesar de ello, el Gobierno español continúa recortando generalizadamente derechos y presupuestos de educación, sanidad, servicios sociales… En este contexto de brutal imposición de recortes presupuestarios que se ceban fundamentalmente con el ya escuálido gasto social, el gasto militar y de control social no sólo no sufre estos recortes en la misma proporción, sino que adquiere un mayor peso en los Presupuestos Generales del Estado de 2013: ¡17.000 millones de euros!

Si bien el presupuesto de Defensa para 2012 disminuyó un 8’8% -el recorte más bajo, junto con Interior-, situándose en los 6.316’4 millones de euros, al considerar las partidas militares camufladas en otros ministerios el recorte del gasto militar se desvanece. El gasto militar real duplica al de Defensa. En 2013 Defensa todavía dispondrá de 6.903,65 millones, cantidad que, de repetirse la pauta, se incrementará finalmente un 10%. Los 770 millones de euros en acciones militares en el exterior que el Gobierno ha anunciado que gastará en 2013 no han sido presupuestados, como es práctica habitual, e ilegal. La deuda pública acumulada sólo en los Programas Especiales de Armamento supera ya los 40.000 millones de euros a pagar hasta 2030-2040. Los 19 programas vigentes fueron creados con un modelo de financiación opaco para adjudicar, por medio del Ministerio de Industria, contratos para el desarrollo y adquisición de aviones, helicópteros y carros de combate, aviones de transporte, submarinos y fragatas, etc., de los que se beneficiaron fundamentalmente las compañías EADS, Indra, Santa Bárbara y Navantia. Un avión de combate Eurofighter cuesta 80’3 millones de euros, y se han encargado 87, que supondrán 9.255 millones. Además, nuevos programas como la adquisición de una nueva fragata F-100 (unos 4.100 millones de euros) o la participación en el millonario escudo antimisiles de la OTAN (4 buques de guerra) incrementan esta burbuja financiera militar que ha generado una ilegítima y ya impagable deuda militar.

El gasto militar es tan sólo uno de los componentes del proceso de remilitarización social que estamos viviendo, quizás el que mayor oposición social podría generar, pero ingentes recursos invertidos en publicidad de los ejércitos lo protegen frente a la crítica y el debate.

Desde Alternativa Antimilitarista.MOC creemos que todavía puede desarrollarse una oposición ciudadana más frontal al despropósito, la sinrazón y la injusticia que supone el gasto militar que se nutre de nuestros impuestos, y queremos invitar a la ciudadanía a desarmar los presupuestos.

Creímos que hacía falta una campaña que vinculase la crisis capitalista y sus consecuencias sociales con la remilitarización y el control social. Por ello nuestra campaña plantea estos objetivos:

Denunciar el mantenimiento del gasto militar junto a los recortes generalizados de las partidas de carácter social. Particularmente queremos llamar la atención hacia la deuda pública, ilegítima y odiosa, generada por los Programas Especiales de Armamentos, así como el coste del despliegue en la Base de Rota del nuevo Escudo Antimisiles de la OTAN. Denunciar la existencia misma del gasto militar y de otras partidas de carácter militarista como las vinculadas al control social y la represión (fuerzas de seguridad, centros penitenciarios…)

Para ello hemos acordado una campaña para tres años, flexible, lo suficientemente amplia que englobe muchas pequeñas tareas que venimos realizando desde hace más de 30 años, y a la vez dar continuidad a nuestra anterior campaña estatal Desobedece la guerra: Ningún ejército defiende la paz. Nuestro día a día ha sido y seguirán siendo actividades de difusión, boicots a actos de publicidad militar, educación para la paz, acciones directas noviolentas, campaña contra los gastos militares (que incluye la objeción fiscal a los gastos militares), solidaridad internacional, etc.

Queríamos una imagen y un lema que nos acompañara durante varios años y que permitiese identificar el contenido y divulgarlo en sectores sociales a los que no llegamos habitualmente. Por supuesto, queríamos desde su lanzamiento involucrar a otros colectivos sociales. Y lo hemos conseguido.

Hemos diseñado unos materiales de campaña con el lema ¿Recortar? Sí: lo militar, que en unos meses ha evolucionado a ¡reCORTAR LO MILITAR! Hemos escogido elementos del popular juego de ordenador del comecocos: un comecocos con casco militar persigue con unas tijeras a los fantasmitas que, con sus diferentes colores, representan las luchas sociales que resisten los recortes (educación, sanidad, servicios sociales...). En una de las variantes, como en el juego, son los fantasmitas de los derechos sociales quienes se reviran contra el comecocos militar.

Elaboramos un documento de campaña para recoger adhesiones iniciales entre colectivos, así como recursos divulgativos: manifiesto, octavilla, pegatinas, vídeo y cuñas radiofónicas [ver material divulgativo]

Escogimos el 17 de abril de 2012, Día de Acción Mundial Contra los Gastos Militares, para hacer pública la campaña con presentaciones descentralizadas. Recibimos el apoyo inicial de 32 colectivos o redes de colectivos sociales de todo el Estado. La imagen escogida ha favorecido la realización de parodias callejeras y acciones coloridas, tanto centralizadas como descentralizadas. Entre ellas:

- Presentación de la campaña (Alicante, Madrid, Las Palmas: 17-4-2012 ; Bilbao, 21-4-2012)

- Acción antimilitarista contra los recortes en Sanidad (2-6-2012)

- Acción en el Servicio Vasco de Empleo-LANBIDE (12-6-2012)

- Des-desfile militar en Bilbao el pasado 12 de octubre (12-10-2012)

- Encadenamiento en la puerta del Cuartel General del Ejército; acción estatal a la que se sumaron varios grupos de Madrid (29-12-2012)

Lanzamos una recogida de firmas en línea y dos iniciativas de difusión viral en Internet. Además, hemos continuado paralelamente con la campaña de objeción fiscal a los gastos militares.

Esta campaña ya nos está permitiendo facilitar o potenciar la denuncia del gasto militar en diversos espacios sociales, así como compartir acciones con otros colectivos sociales. Afortunadamente no estamos solas, y compartimos este camino con mucha otra gente que contribuye con su trabajo a la desmilitarización social.

Más información en http://www.antimilitaristas.org

Publicado en Noticias de los especuladores de la guerra No 37

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • La desvergüenza del lobby militar-industrial

    1ro de marzo de 2013, por Truman Show

    Ya no basta con la costosa unidad de propaganda militar (U.M.E.) -en todos los desinformativos- haciendo gala de “abnegación” e “imprescindibilidad”. Ahora Defensa pone en marcha la GUÍA BÁSICA DE COMUNICACIÓN ESTRATÉGICA: Esto es, que los militares expresen pública y coordinadamente chorradas tan desternillantes como que «el gasto militar es tan importante como el sanitario». O sea, arengar a toda una sociedad para que se supedite a una infame Economía de Guerra. Spanien nach faschismus?


Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.