En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

No en el nombre del pueblo sirio

Ciber-acción: Stop a la guerra y a la OTAN

Sección:Desobedece a las guerras
Domingo 1ro de septiembre de 2013 0 comentario(s) 1801 visita(s)

Cada día 3.000 personas, en su mayoría mujeres, niños y niñas, cruzan la frontera hacia sus países vecinos para escapar de la guerra en Siria: en los últimos días esta cifra se ha duplicado. Más de 2 millones de personas han huido ya de Siria. 768.000 de los refugiados son niñas y niños menores de 11 años.

Unos 500€ es el coste del equipamiento básico para ayudar a una familia a vivir en condiciones mínimas (dos mantas, dos colchones, equipamiento de cocina y refugio en tienda de campaña acondicionada para bajas temperaturas).

El conjunto de las «operaciones» en el exterior (se entiende que bélicas) costaron al Estado Español, sólo el pasado año, 767 millones de euros; más de la mitad de esos fondos (443 millones) fueron para la misión militar en Afganistán, según datos oficiales del Ministerio de Defensa. Ateniéndonos al cálculo expuesto más arriba, sólo esa última cantidad serviria ya para dar cobijo material a más de 880.000 familias sirias.

Exigimos por tanto reinvertir el dinero que había previsto consumir el gobierno español (alrededor de un millón de euros diarios) en la operación militar en Afganistán hasta el final de la retirada de sus tropas en julio de 2014 (que mantiene pese a haberse evidenciado nuevamente el fracaso de las estrategias bélicas), en equipamiento básico para ayudar a soportar el próximo invierno a las personas que huyen diariamente de la guerra de Siria.

No podemos permanecer impasibles ante la sangría creciente de personas inocentes en Siria, del mismo modo que no debemos colaborar con esos falsos libertadores, que tras la bandera de EEUU y de la OTAN, principalmente, llaman a la guerra para defender con más muerte sus negocios bajo el pretexto de proteger los derechos humanos y la democracia.

Después que la primavera siria en favor de la autodeterminación fuera cruelmente reprimida, vino la oposición armada, acompañada tanto de vendedores de armas y de los servicios secretos extranjeros que por puro interés geoestratégico han provocado la situación actual.

Aclaramos que, oponiéndonos a la intervención militar de la OTAN, no estamos defendiendo al gobierno de Al Assad y su violencia. Los enemigos de la OTAN no son necesariamente nuestros amigos. Que el gobierno sirio mantenga una oposición formal a la ocupación israelí de Palestina es sólo un instrumento para mantener la impunidad sobre sus crímenes y su posición en la región.

Nuestro enemigo no es otro que la ausencia universal de sensibilidad en la cabeza y en el corazón, la avaricia, la mentira.

Nuestros amigos son la resistencia noviolenta siria que participó en la revolución y sigue activa a través de la desobediencia civil y la asistencia a personas heridas y refugiadas, como Syria Untold y El Movimiento de No Violencia siria SNM (http://syriauntold.com/en/story/201... // http://www.alharak.org/about-snm.html).

Participa y colabora luchando también contra nuestro propio militarismo y las industrias criminales que lo sostienen. Este mismo lunes 2 de septiembre, colectivos antimilitaristas europeos bloquearán la factoría de Armas Atómicas (Atomic Weapons Establishment - AWE), de Burghfield, al Este de Londres. Entre ellos, participará Alternativa Antimilitarista-MOC donde se integra el colectivo Mambrú. Puedes seguir la protesta en: http://www.antimilitaristas.org/ y en http://actionawe.org/

Rompe la norma, haz que tu vida frene la máquina de la guerra y la injusticia, por el pueblo sirio, por ti, por todas.

Colectivo antimilitarista Mambru.


Comunica tu indignación a:

Embajada EEUU en España
Teléfono: 91-5872200
email: amemb(ARROBA)embusa.es

Ministerio de Defensa español
Teléfono: 91-39550 00
email: infodefensa(ARROBA)mde.es

Ministerio de Asuntos Exteriores
Teléfono: 91-3799700
Dirección General de Política Exterior y Asuntos Multilaterales, Globales y de Seguridad:
email: polext(ARROBA)maec.es

(Si te decides a participar en la ciber-acción, te agradeceríamos que lo hicieras enviando copia a mambru(ARROBA)nodo50.org)


Enlaces:

Movimientos noviolentos que participaron en la revolución y siguen activos haciendo desobediencia civil y asistiendo a heridos y refugiados:

http://syriauntold.com/en/story/201...

http://www.alharak.org/about-snm.html

Artículos con datos sobre el coste de la mision militar en Afganistán y cifras de la población refugiada siria y sus necesidades:

http://www.que.es/ultimas-noticias/...

https://www.eacnur.org/content/ayud...

http://www.elespectador.com/noticia...

http://internacional.elpais.com/int...

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.