En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

El teatro anarquista de Julian Beck y el Living Theatre

El teatro como acción directa permanente y forma de vida

Sección:Historia del antimilitarismo
Miércoles 5 de febrero de 2014 0 comentario(s) 2183 visita(s)

JULIAN BECK: POR UN TEATRO (A)
P. A. P.
(CORREO A # 22, pp. 14-15; marzo 1993)

Julian Beck nació en New York el 31 de mayo de 1925, siendo su padre comerciante y su madre maestra. Desde pequeño aprendió a despreciar las armas de juguete y desarrolló amplia habilidad artística, motivada por una marcada pasión por la vida y el deseo de concebirla como algo que uno construye por sí mismo y con los demás.

Publicó poemas y piezas teatrales en el periódico estudiantil del instituto; escribía siempre, pero le gustaba también la pintura y allí conquista sus primeros éxitos como artista. Después de abandonar la universidad, comenzó su larga carrera de disidencia de las instituciones y de voluntad por desarrollarse a sí mismo, protestando contra un sistema al que no podía servir por no creer en él. Trabaja de obrero y siente de cerca el mundo de los explotados. Frecuenta la Liga de Jóvenes Comunistas y hace amistad con mucha gente de izquierda. En 1943 se encontró con Judith Malina que vendría a ser una constante compañera en la vida, la persona que más influencia tuvo sobre su obra; ella mantenía firmes posiciones pacifistas, con las cuales Julian simpatizaba, y la misma ambición de cambiar el mundo. En 1944 conoce a Tennessee Williams y Paul Goodman, otro compañero clave de luchas políticas, artísticas y culturales. Paul se declaraba abiertamente anarquista, mientras que Julian todavía no se había convencido aunque mantenía una posición crítica respecto al comunismo por causa del estalinismo. Se sentía disgustado con la política estatal, vivía la realidad de esos tiempos horrorizado por la barbarie bélica.

En la década de 1940, New York acogía a muchos renombrados artistas europeos en el exilio como Breton, Duchamp, Ernst, Leger, Chagall y otros. En ese medio Julian conoce a Jackson Pollock con quien se une en amistad íntima, rodeado de los patrióticos y patriarcales aires de la Segunda Guerra Mundial. Julian se había empezado a descubrir homosexual en su primera relación a los16 años y a sentirse oprimido por el sistema en este aspecto de su personalidad. Cuando fue llamado a servir en el ejército, se negará alegando homosexualidad.

La convicción pacifista se acentuaba en él. Por supuesto había que radicalizar la acción revolucionaria noviolenta. Julian y Judith discutían seriamente las alternativas políticas, que parecían ser, todas, insatisfactorias. Eso hasta que Judith encontró en la revista WHY? un artículo de introducción al anarquismo. Fue la semilla del pensamiento ácrata que empezó a germinar. Es imposible ser convertido al anarquismo. Es posible llegar a ello solo a través de un proceso de reconocimiento y autoidentificación con sus ideas y propósitos. La síntesis anarco-pacifista y de acción político-artística constituirá el gran experimento al que dedicarán juntos toda su vida con la creación del «Living Theatre», que arranca en 1951.

El Living Theatre vino a representar una contestación al tradicional teatro comercial e institucional, con un contenido político no convencional y un lenguaje altamente poético, por lo que pronto las autoridades buscarán obstaculizar su acción en diversas oportunidades. Aparte de la acción política en las tablas, la gente del Living era consciente de la necesidad de una actuación en el movimiento pacifista y antimilitarista. Impulsaron la idea de la primera huelga general mundial por la paz que se llevo a cabo en enero de 1962, culminando en una marcha; todo eso fue una forma de inspirar a la gente a practicar la acción directa, por lo que la experiencia se repetiría un par de veces más. Adicionalmente, en la década de los 60, Julian empieza a ser conocido como poeta a través de la lectura publica de sus textos y su reproducción en la prensa underground que para aquel entonces comienza a proliferar y a divulgar diversas expresiones de la contracultura radical.

El grupo presento obras de autores conocidos (Brecht, García Lorca y otros), pero va a enfatizar en los trabajos de creación colectiva, como por ejemplo «The Brig» («La Prision»), obra de denuncia radical a las instituciones, una pieza de carácter tan cuestionante que resulto fuertemente cuestionada. Este tipo de trabajo les obligó a irse al exilio en Europa en 1963. En 1968 asumen el nombre de Colectivo Anarquista, envolviéndose aun más en los hechos revolucionarios generadores de contracultura y en la reactivación del movimiento anarquista mundial. La famosa toma del Teatro Odeon de París fue idea de Julian, extasiado por los acontecimientos de mayo 68. Ese mismo año estrenan «Paradise, Now!», que también desató la reacción escandalizada de los poderes establecidos.

Con tales antecedentes, no es de extrañar que estando en Brasil haciendo teatro de calle (1971), fueran encarcelados bajo acusaciones de subversión por los gorilas al mando en ese país. Tras las generalizadas protestas por el hecho en Europa y EE.UU., acompañadas de muestras de solidaridad de muchas personalidades, el grupo es expulsado tras dos meses de prisión.

El Living Theatre continuó viajando por el mundo, enfrentándose a retos y prohibiciones, y propulsando el cambio social a través del arte, siempre indoblegables en su postura anarco-pacifista. Julian Beck murió en 1985, pero Judith Malina y el Colectivo prosiguen en esa línea de teatro de vanguardia que es hoy referencia obligada en todo el orbe...


Revolución y Contrarrevolución
(Fragmento de una canción-poema de Julian Beck)

...queremos

abrirles con filtros de amor

queremos

vestir a los parias

de lino y de luz

queremos

poner música y verdad

en la ropa interior

queremos

hacer que la tierra y sus ciudades resplandezcan

de creación

lo haremos

irresistible

hasta para los racistas

queremos llevar la fertilidad a los glaciares

queremos cambiar

el carácter demoniaco de nuestros adversarios

en gloria productiva

queremos

cambiando el mundo

cambiar nosotros mismos

queremos

desembarazarnos

de nuestra propia corrupción

y a través del proceso de la revolución

hallar

el ser

no el morir

y hasta que

no lo logremos

la revolución no tendrá lugar


Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.