En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Informativa
  Movimiento 15M
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Iraq: ISIS, Internet y la fascinación mediática (Leila Nachawati)

Sección:Iraq
Jueves 26 de junio de 2014 0 comentario(s) 941 visita(s)

La difusión de imágenes de sus propias atrocidades es una estrategia habitual en grupos que precisan sembrar el terror para mantenerse y sumar adeptos. 

Hace tiempo que la cobertura internacional de Oriente Medio y Norte de África ha quedado prácticamente monopolizada por los aspectos identitarios y sectarios, incluso en el caso de imágenes de dudosa credibilidad.

En el contexto del avance militar del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), el Ministerio de Comunicaciones iraquí anunció el 13 de junio cortes de internet en distintos puntos del país. Según fuentes oficiales a través de Facebook, los cortes respondían a operaciones de «mantenimiento de los cables de fibra óptica». Activistas del interior de Irak apuntan a los intentos del gobierno de Nuri Al Maliki de invisibilizar su pérdida de control del país y minimizar las voces triunfalistas de los extremistas en redes sociales.

Hay quienes justifican la medida del gobierno iraquí, apelando a la necesidad de mitigar el impacto del despliegue de ISIS y su propaganda, que ha sembrado el pánico en buena parte del país. En cualquier caso, la táctica se ha revelado de nuevo inefectiva, creando un efecto de magnificación de lo que precisamente se trata de silenciar.

Captura del mensaje en twitter del diario DailyMail, 16 junio 2014.

Captura del mensaje en twitter del diario DailyMail, 16 junio 2014.

«De todo lo que publica ISIS se hace eco medio mundo»

La difusión de imágenes de sus propias atrocidades es una estrategia habitual en grupos que precisan sembrar el terror para mantenerse y sumar adeptos. Se da tanto en estructuras consolidadas como las de las filas del régimen sirio, con grabaciones de torturas, ejecuciones y las conocidas como «confesiones forzosas» que se emiten en la televisión estatal y se difunden a través de internet, como entre guerrillas y milicias como la nigeriana Boko Haram y la somalí Al-Shabaab. En este ámbito, ISIS ha superado a la propia Al Qaeda, que se desmarcó hace tiempo del grupo.

ISIS, que pasó de cientos de militantes a decenas de miles con la ocupación estadounidense, como afirma el periodista Javier Espinosa, se ha expandido y consolidado en su incursión en Siria, espoleado por el clima de caos e impunidad desatado por la represión gubernamental. En el contexto corrupto de Irak, ISIS se presenta ahora más fuerte, con más victorias a sus espaldas y con una actitud desafiante que los combatientes proyectan a través de sus propios espacios digitales.

En palabras de la periodista iraquí Mina al-Oraibi: “Terribles imágenes de ejecuciones masivas de ISIS en Tikrit. Fotos que publican los propios combatientes, que no quieren ocultarlas. Política del terror.” 

La actividad del grupo incluye imágenes como las difundidas a través de Twitter el 15 de junio, en las que se ve a decenas de jóvenes a punto de ser ejecutados. Estas imágenes enormemente gráficas, acompañadas de la noticia del asesinato de 1.700 reclutas iraquíes, fueron redifundidas en las horas siguientes por cientos de medios internacionales, antes de que su autenticidad pudiese ser comprobada.

La campaña de comunicación no se limita a las atrocidades cometidas, sino que incluye celebraciones y anuncios de los próximos objetivos. Desde las cuentas oficiales de ISIS, se publican mensajes que incluyen dibujos como este, en el que se ven tres camiones cargados de combatientes, y en el que se lee: “ISIS se dirige a Bagdad”. 

Dibujo publicado en el canal de twitter de ISIS, con el título "ISIS se dirige a Bagdad". 15 junio 2014.

Dibujo publicado en el canal de twitter de ISIS, con el título «ISIS se dirige a Bagdad». 15 junio 2014.

En los últimos días, el grupo ha publicado también  infografías en las que se muestran de forma visual las operaciones llevadas a cabo en Irak.

Las operaciones militares y su difusión por internet van acompañadas de gestos de buena voluntad, que también son anunciados a través de sus canales digitales. Demostrando una inteligencia estratégica mucho mayor que la del gobierno de Al Maliki, ISIS liberó tras su ocupación de Mosul a todas las mujeres presas en las cárceles de la ciudad, y a decenas de prisioneros detenidos en el marco del sectarismo del gobierno contra la comunidad suní. La celebración de las liberaciones fue también fotografiada y ampliamente difundida por internet.

Según el activista y cofundador de Social Media Exchange, Mohammad Najem, ISIS ya tenía sus propias redes sociales, muy activas tanto online como offline, mucho más que el gobierno iraquí, al que la capacidad de difusión del grupo ha cogido por sorpresa. «De todo lo que graban y publican se hace eco medio mundo, algo que no han conseguido otros grupos», explicó en conversación con eldiario.es.

El «atractivo look desaliñado» de un líder de ISIS

La fascinación mediática con grupos de perfil islamista radical no es nueva. Hace tiempo que la cobertura internacional de Oriente Medio y Norte de África ha quedado prácticamente monopolizada por los aspectos identitarios y sectarios. Incluso en el caso de imágenes de dudosa credibilidad, los medios internacionales muerden con frecuencia el cebo de los grupos extremistas, que dependen del terror que sean capaces de generar en la población y del éxito de su llamada a las armas. En este clima de euforia, ISIS ha llegado a lanzar su propia  serie yihadista en DVD. 

"Jihad", la serie en DVD de ISIS

«Jihad», la serie en DVD de ISIS


Comentarios como el del Daily Mail, centrado en el “atractivo look desaliñado” de un líder de ISIS, dan buena muestra de esta fascinación, a menudo centrada en los aspectos más frívolos de la realidad de la región. 

Mientras los extremistas reciben toda la atención que precisan, resulta cada vez más difícil encontrar análisis que incluyan voces locales vinculadas a proyectos locales de resistencia civil, construcción y reconstrucción sobre el terreno, y de promoción de la sociedad civil, como las de la red de jóvenes blogueros iraquíes, o las que se pueden encontrar recogidas en el archivo del portal SyriaUntold o en la página Creative Syria. Iniciativas cotidianas que se convierten en heroicas en un contexto de caos e impunidad cada vez mayor y que no reciben un eco ni de lejos comparable al de quienes siembran el terror en las calles y redes sociales de la región.

Leila Nachawati Rego


Publicado en eldiario.es

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.