casco insumissia fusil roto

Frente a todo lo que está pasando en Iraq

Comunicado de la Iniciativa de la Sociedad Civil Iraquí

Comunicado de la Iniciativa de la Sociedad Civil Iraquí

Comunicado de la Iniciativa de Solidaridad de la Sociedad Civil Iraquí (ICCSI)

La Iniciativa de Solidaridad de la Sociedad Civil Iraquí declara su gran preocupación por la suerte de la población civil y las familias desplazadas en las ciudades fuera del control del gobierno central. En este momento crítico, se hace un llamamiento al Gobierno iraquí y a los grupos armados involucrados en el conflicto en el norte de Irak para cumplir con el derecho internacional humanitario, en particular en la prestación de protección a la población civil y sus bienes, así como para ayudar a los trabajadores, ambulancias, y a las organizaciones cívicas que tratarn de ayudar a la población civil y reducir su sufrimiento. La protección de los civiles, los hospitales, las escuelas y los servicios básicos, así como los sitios que albergan a los refugiados y personas desplazadas, es una responsabilidad legal y vinculante para todo el mundo - violarla podría traer acusaciones posteriores de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Hacemos hincapié en la necesidad de que todos reconozcan la neutralidad de los trabajadores humanitarios iraquíes e internacionales. Su trabajo es ayudar a todos los civiles, profesionalmente y sin discriminación.

También hacemos un llamamiento a las autoridades de la región del Kurdistán para que cumplan sus compromisos políticos establecidos para apoyar a las personas desplazadas, así como para actuar sobre ellos de inmediato, permitiendo a las familias y a los civiles que puedan cruzar hacia zonas seguras dentro de la región, y que les proporcione el alivio necesario. También les pedimos que proporcionen las instalaciones necesarias a las organizaciones de ayuda humanitaria y las organizaciones cívicas. Hacemos un llamamiento a las Naciones Unidas y a la comunidad internacional para que apoyen a las autoridades regionales y a las organizaciones que allí trabajan proporcionando la ayuda urgente necesaria para hacer frente a la crisis humanitaria.

También hacemos un llamamiento a los gobiernos locales y centrales, junto con el Gobierno Regional de Kurdistán a tomar en serio su responsabilidad de proteger a los civiles y sus bienes, de conformidad con la legislación establecida, la constitución iraquí, y las leyes internacionales relacionadas con los conflictos armados y los derechos humanos. Ellos pueden no tener prisa en las medidas punitivas colectivas como bombardear ciudades y lugares donde los civiles puedan ser perjudicados. Ahora la prioridad es proteger a la población civil, y revisar los factores que llevaron al deterioro de la estabilidad política que ha dado lugar a la crisis actual de la seguridad, y para evitar que se extienda a otras ciudades seguras.

También pedimos a los políticos elegidos por el pueblo iraquí a abandonar sus conflictos a un lado y dirigir toda su atención a la elección de un gobierno nacional iraquí que sea capaz de unir a los iraquíes sin discriminación ni prejuicios. Este gobierno debe trabajar para construir la paz con la participación activa de las comunidades locales, y establecer un diálogo abierto y público en el que todo el mundo tiene una voz. El gobierno debe adoptar una política de diálogo permanente, y debe rechazar la guerra como solución a sus problemas políticos y económicos. La afirmación de que la guerra puede terminar con la violencia y los disturbios, que las armas pueden resolver los problemas, se basa en una mentira – el uso de la violencia para combatir la violencia no puede producir una paz duradera, no proporcionan la seguridad duradera, como las experiencias de Mosul y aún antes la de Fallujah, así lo demuestran. Iraquíes, kurdos, árabes - todos los habitantes de la región - son capaces, en un ambiente político estable, de proteger a sus ciudades y su país. Cualquier intervención militar internacional o de EE.UU. no hará sino aumentar y reforzar los efectos negativos que Irak ha sufrido en la última década.

Roma, junio 2014

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

Alternativa Antimilitarista - moc
Administración