En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

En qué se equivoca el legendario periodista Seymour Hersh respecto a los ataques químicos en Siria

Bellingcat

Sección:Siria
Miércoles 27 de agosto de 2014 0 comentario(s) 1391 visita(s)

Elliot Higgins, el impulsor de Bellingcat, la plataforma independiente de periodismo de investigación colaborativo a partir de fuentes de información de libre acceso, contesta a un artículo previo del prestigioso periodista ganador del premio Pulitzer Seymour Hersh, en el que éste dirige las sospechas sobre la autoría del ataque hacia milicias islamistas que operan en Siria, y resume en el siguiente texto las evidencias que apuntan al gobierno de Bashar Al-Assad como responsable de los ataques con armas químicas que dejaron alrededor de 1400 muertos en los barrios periféricos de Damasco el 21 de agosto del año pasado.

Publicado originalmente el 9 de diciembre de 2013 en Foreign Policy


El fracaso químico de Seymour Hersh

En qué se equivoca el legendario periodista respecto a los ataques con sarín en Siria

Elliot Higgins

Seymour Hersh, el periodista ganador del Premio Pulitzer, publicó un artículo el fin de semana que se centra en la cuestión de quién lanzó realmente el ataque con armas químicas que llevó a EEUU al borde de la guerra en Siria. En particular, Hersch se centra en las municiones usadas en el ataque del 21 de agosto, ampliamente achacado al régimen de Bashar al-Assad. Plantea dudas acerca de si el gobierno sirio usó unas municiones que él afirma que fueron probablemente improvisadas y hechas a mano en un taller mecánico local. Hersh se pregunta si estas municiones tenían el alcance suficiente para llegar a sus blancos desde una lejana base militar, y se plantea en voz alta si no podrían haber sido rebeldes integrantes de al Qaeda quienes llevaron a cabo el ataque.

Pero Hersh al parecer no se da cuenta de que existe un creciente volumen de evidencias que responden a estas preguntas. Muchas de estas evidencias vienen del propio ejército sirio, y sugieren poderosamente que fueron los secuaces de Assad, no los rebeldes, quienes llevaron a cabo el ataque del 21 de agosto.

Desde el ataque, yo y otros hemos estado estudiando la enorme cantidad de información de libre acceso publicada online en sitios como Youtube, Facebook y Twitter, que ha aportado muchas más elementos de evidencia de lo que pasó en los alrededores de Damasco ese día. Esta información no solamente responde muchas de las preguntas que plantea el artículo de Hersh, sino que también aporta una mucho mayor comprensión de los acontecimientos del conflicto sirio.

Origen de las municiones

Dos municiones estuvieron ligadas al ataque con sarín del 21 de agosto: un cohete soviético de artillería M14 de 140 mm con cabeza explosiva de sarín, y una munición previamente desconocida que apareció en múltiples lugares. Desde el ataque de sarín, ochos ejemplos independientes del tipo de munición previamente desconocido han sido filmados y fotografiados en los barrios periféricos de Damasco de Jobar, Zamalka, y Ein Tarma, un ejemplo de la cual se puede ver a continuación.

Otra evidencia reunida desde el ataque ha aportado un mayor conocimiento de este tipo de munición y del ataque. A partir de esta evidencia ha sido posible establecer lo siguiente:

  • Las municiones son usadas por las fuerzas del gobierno sirio y se conocen como "Volcanos."
  • El término “Volcano” también se usa para un cohete improvisado más pequeño usado por fuerzas progubernamentales.
  • El tipo de Volcano usado el 21 de agosto procede de tres tipos conocidos: el de tipo químico y el de tipo explosivo se lanzan desde un lanzador de dos barriles, mientras que el tipo con mayor capacidad explosiva se lanza con un lanzador de barril simple.

El de tipo explosivo se viene usando desde noviembre de 2012, mientras que el primer uso del de tipo químico del que se tiene conocimiento data de junio de 2013.

El ataque de sarín del 21 de agosto no fue la primera vez en que estas municiones aparecieron en el escenario de un supuesto ataque con armas químicas. Tres “Volcanos” fueron grabados en acción en Adra, damaco, el 5 de agosto, y la prueba gráfica muestra la munición junto con animales agonizando debido a los efectos del contenido de los “Volcano”.

Cada vez que ha aparecido cualquier tipo de municiones “Volcano” en estos vídeos, ambas partes siempre han afirmado que provenían de las fuerzas gubernamentales sirias. Esto plantea la cuestión de qué sistema fue usado para lanzar estas municiones, y recientemente las propias fuerzas gubernamentales sirias han proporcionado posiblemente la mejor evidencia para mostrarlo.

Los siguientes vídeos muestran las dos plataformas usadas para lanzar los cohetes “Volcano”. El primer vídeo fue publicado en el canal oficial de Youtube de la Fuerzas de Defensa Nacional del gobierno sirio, una milicia progubernamental, y el segundo muestra un lanzador en el que ondea la bandera de la Fuerza de Defensa Nacional.

Aunque estos vídeos son recientes, existen evidencias del uso del lanzador de doble barril en la base aérea de Mezzeh, controlada por el gobierno, ya en noviembre de 2012, con ocho vídeos que muestran lanzamientos de los “Volcanos” o los propios lanzadores. El vídeo a continuación muestra claramente uno de los lanzadores en el interior de la base de Mezzeh siendo cubierto para almacenamiento.

Lo que esto nos cuenta es que el gobierno sirio ha venido usando el “Volcano” de tipo explosivo en Damasco durante al menos un año, y que existen evidencias de que el de tipo químico fue usado antes del ataque con sarín del 21 de agosto. No existen evidencias de que las fuerzas rebeldes sirias hayan usado nunca este tipo de munición, y solamente las fuerzas gubernamentales sirias han sido vistas alguna vez usándolas.

Alcance y punto de origen del ataque

Theodore Postol, un profesor de tecnología y seguridad nacional en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, le dijo a Hersh que el “Volcano” es “algo que puede producirse en un taller mecánico con capacidades modestas”. En otras palabras, un arma que los rebeldes pudieron haber hecho. Postol también afirmó que el análisis de la trayectoria de vuelo de varias organizaciones de los “Volcanos” del 21 de agosto, que pone el punto de origen de las municiones en una base militar siria a más de 9 kilómetros de los lugares de impacto, eran “locuras totales”. El análisis de Postol, escribe Hersh, había “demostrado que el alcance de los cohetes improvisados ’difícilmente’ podía superar los dos kilómetros.”

Todo esto se presenta como un argumento a favor de que quizás el gobierno sirio no fue el responsible del ataque con sarín del 21 de agosto, a pesar de las afirmaciones de la administración del presidente de EEUU Barack Obama. Pero durante el desarrollo de las conversaciones con el colega de Postol, Richard M. Lloyd, Lloyd me contó que cree que las pruebas recogidas hasta ahora sugiere que el “Volcano” tiene un alcance de al menos de 2 a 2,5 kilómetros. Vale la pena señalar que algunos ejemplos del cohete “Volcano” más grande han sido registrados con un cono frontal básico, lo cual incrementa el alcance de la munición en más de un kilómetro.

Este alcance quiere decir que la munición ciertamente pudo haber sido disparada desde territorio controlado por el régimen. En 2013, las fuerzas del gobierno sirio comenzaron la “Operación Qaboun”, en la que empezaron a establecer control en una región entre los barrios periféricos de Qaboun y Jobar. Este mapa, producido por Storyful, usa marcadores de color azul claro para señalar los lugares de impacto de las municiones químicas el 21 de agosto que fueron descritos por comités de coordinación local. Las dos posiciones geolocalizadas de las dos municiones químicas se muestran con dos símbolos de llamas rojos. Todas estas posiciones se encuentran a menos de 2,5 kilómetros del área donde estaba teniendo lugar la “Operación Qaboun”, lo cual quiere decir que pudo haber existido un lugar de lanzamiento factible para el ataque. Así pues, el área donde la “Operación Qaboun” tenía lugar, pudo haber sido un punto de lanzamiento posible para el ataque con sarín del 21 de agosto, a pesar del corto alcance de los cohetes “Volcano”.

Podemos llegar a saber el nivel de control que tenían las fuerzas del gobierno en esté área gracias a la cadena en lengua rusa ANNA News, que tuvo a varios reporteros incrustados con las fuerzas del gobierno sirio y produjo 22 vídeos desde junio hasta el 20 de agosto que cubrían la “Operación Qaboun”. Gran parte del área estaba bajo control gubernamental a pesar de estar al alcance de los disparos de las fuerzas de la oposición, pero los vídeos de la operación raramente muestran a las fuerzas gubernamentales bajo algo más peligroso unos disparos ocasionales de francotirador. Incluso cuando las fuerzas gubernamentales se hayan en una posición durante un largo periodo de tiempo, no hay intentos visibles de las fuerzas de la oposición de disparar armas pesadas hacia allí.

Esto quiere decir que el ejército sirio pasó tres meses antes del 21 de agosto capturando terreno con el propósito de usarlo luego para lanzar ataques para capturar las áreas que serían atacadas con armas químicas el 21 de agosto. Esto sugeriría que más que ser un ataque al azar, los ataques del 21 de agosto fueron parte de una operación militar en curso en ese área.

Además, sabemos no sólo que el gobierno sirio tenía el tipo de munición usada en el ataque del 21 de agosto, sino que estas municiones estaban situadas en una posición donde podrían haber lanzado el ataque con sarín. La filmación a continuación muestra lo que parecer ser un lanzador de cohetes “Volcano” el 24 de agosto.

Estos lanzadores parecen haberse originado desde un área descrita como el cuartel de las fuerzas especiales del ejército sirio. Si asumimos que los “Volcano” tienen un alcance de dos kilómetros, esto quiere decir que pudieron llegar como máximo hasta Jobar, uno de los lugares del ataque con sarín del 21 de agosto. De hecho, vídeos de Jobar del mismo día aseguran mostrar los daños y el impacto de cohetes tierra-tierra, incluido este vídeo que muestra lo que se asegura que es el impacto de dos cohetes tierra-tierra.

Producción de sarín

Hersh también habla de la posibilidad de que el sarín fuera producido por Jabhat al-Nusra, el grupo perteneciente a al Qaeda que combate contra Assad.

Le pedí al especialista en armas químicas Dan Kaszeta su opiniñon sobre ello. Kaszeta comparó la posibilidad de Jabhat al-Nusra usando armas químicas con otro ataque terrorista en el que se usó sarín: el envenenamiento con gas del metro de Tokio por parte de la secta Aum Shinrikyo.

“La experiencia japonesa entre 1994 y 1996 nos muestra que incluso un gran y sofisticado esfuerzo con una inversión de muchos millones de dólares, unas instalaciones dedicadas en exclusiva y mucho trabajo especializado dan como resultado solamente litros de sarín, no toneladas. Incluso si el ataque del 21 de agosto se limita a los ocho cohetes Volcano de los que estamos hablando, hay que considerar un esfuerzo industrial dos órdenes de magnitud por encima que la producción de Aum Shinrikyo. Esto es algo nada trivial y muy costoso de emprender, y dudo muchísimo que cualquiera de los posibles actores no estatales implicados aquí tengan una factoría para haberlo producido. ¿Dónde está esta factoría? ¿Dónde está el flujo de residuos? ¿Dónde están las decenas de trabajadores especializados (no un solo miembro de al Qaeda) requeridos para producir esa cantidad de material?”

A continuación añade: “Tenemos que aplicar aquí un test de lógica simple. ¿Quién es más probable que haya realizado el ataque? ¿El régimen, que ha confesado tener instalaciones de producción de armas químicas y ha declarado tener unas reservas de precursores que encajan muy bien con la química del 21 de agosto? ¿O personas desconocidas, con su supuesta factoría misteriosa, sin emplazamiento real, ni rastro de una cadena de suministros o flujo de residuos, sin empleados conocidos y cosas mucho mejores que hacer con la cantidad requerida de dinero?”

Aunque Hersh expresa con razón su preocupación sobre la forma en que se ha construido la narrativa del gobierno de EEUU sobre el 21 de agosto, se puede reunir una cantidad significativa de información sobre este conflicto procedente de fuentes de acceso libre, información de que Hersh parece carecer. En el futuro, la información de libre acceso puedo convertirse en algo incluso más importante para el conocimiento de zonas de conflicto a las que es difícil acceder, y aprender a usar efectivamente esta información debería volverse una habilidad esencial para cualquier periodista de investigación.


Más información:

- Breathing Death: en conmemoración de la masacre química de Ghouta (Siria)

- Bellingcat: plataforma independiente de periodismo de investigación a partir de de fuentes de libre acceso

- Bellingcat: Attempts to Blame the Syrian Opposition for the August 21st Sarin Attacks Continue One Year On

- Bellingcat: August 21st – The Rebels Did It!

- Human Rights Watch: Syria: Government Likely Culprit in Chemical Attack

- UN Report on the Alleged Use of Chemical Weapons in the Ghouta Area of Damascus

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.