casco insumissia fusil roto

Declaración de la Asociación de Objeción de Conciencia (Vicdani Ret Derneği), Turquía

Resistamos la espiral de violencia y la imposición militarista

Resistamos la espiral de violencia y la imposición militarista

Los golpes militares ha traído violaciones de los derechos humanos allí donde ha tenido lugar. En cada lugar donde el ejército ha tomado el control por la fuerza, la violencia ha sido institucionalizada y las sociedades que han sido testigos de los golpes han sido arrastrados en espirales de violencia. El proceso que hemos estado viviendo desde la noche del 15 de julio nos está haciendo experimentar una diversidad de esta espiral de violencia. Por un lado los escenarios de un golpe militar están siendo puestos en práctica por el "Consejo de Paz en Casa", por otro lado los llamados "movimientos democráticos" del gobierno del AKP están en la agenda.

Esta ecuación permitirá al AKP avanzar en la centralización del gobierno haciendo que el poder se concentre en una mano y aplicar aún más los métodos totalitarios. Más adelante en este proceso, las fuerzas del orden podrán ser controladas directamente por el gobierno; el fascismo y el militarismo estarán más institucionalizadas bajo el nombre de "democratización”.

Ayer por la noche, a la gente que estaba en las calles durante el intento de golpe militar contra el gobierno de Erdoğan le llovieron balas y murió un número incontable de personas. Por otro lado, aunque el gobierno diga que "el golpe ha sido detenido por la gente”, los llamamientos hechos por el gobierno y la gente que ha estado en las calles por estos llamamientos desde ayer por la noche son una movilización fascista más que un movimiento de democratización. La frase “Soy el Comandante en Jefe” que Erdoğan repitió tantas veces ayer da una base para que el militarismo y la cultura militarista se fortalezcan aún más.

Logo de la Asociación de Objeción de Conciencia

Los soldados que seguían órdenes según la ley del servicio militar obligatorio fueron declarados "héroes" mientras estaban destruyendo ciudades en el Kurdistán y "mártires” cuando morían haciéndolo; por otro lado, los soldados que fueron arrestados o se rindieron después de tomar parte en el golpe militar bajo la misma cadena de mando han sido sometidos a tortura y linchamiento en las calles. En los medios de comunicación, hay fotos de soldados a los que les cortaron la garganta. Mientras los objetores de conciencia que se niegan a morir y matar son acusados de “insubordinación”, los soldados que obedecen órdenes de sus superiores se enfrentan ahora a cargos de “alta traición”.

Durante el proceso que estamos viviendo, negarse a hacer el servicio militar, no tomar las armas es por supuesto importante; pero desgraciadamente no es suficiente. Ayer por la noche en el Aeropuerto de Atatürk, la gente estaba gritando “¡Matar por ti, morir por ti!”, los políticos diciendo “Felicidades a los que habéis derramado sangre”; claramente muestra que se ha puesto en marcha una espiral de violencia militarista y para-militarista.

Nuestra parte en este proceso como objetores de conciencia no es solo negarse a hacer el servicio militar obligatorio y a tomar las armas sino también resistirnos a ser engullidos en esta espiral de violencia y contra la imposición militarista.

Texto original: http://vicdaniret.org/vr-der-siddet-sarmalina-ve-militarist-dayatmaya-karsi-direnelim-2/

Asociación de Objeción de Conciencia (Vicdani Ret Derneği), Turquía

Artículo relacionado:

Comunicado de los grupos de objetorxs de conciencia del Mediterráneo Oriental

Alternativa Antimilitarista - moc
Administración