casco insumissia fusil roto
x
casco insumissia fusil roto

Para ponerse en contacto con nosotr@s envíanos un email a noticias @ antimilitaristas.org.

Una de las novedades en la campaña contra el pago de impuestos destinados al gasto militar de este año es un taller para que los y las interesadas puedan hacer la declaración por sí mismas

La campaña por la objeción fiscal en la CAV suma ya más adhesiones que en 2017

La campaña por la objeción fiscal en la CAV suma ya más adhesiones que en 2017

Santiago Canales

El número de personas que hacen objeción fiscal al gasto militar crece cada año en Euskadi. La plataforma Eragozpen Fiskala-Objeción Fiscal ha contabilizado al menos tantas declaraciones desobedientes como el año pasado cuando queda prácticamente un mes para que acabe el plazo de Hacienda para recibir la declaración de la renta. Este es el tercer año que habilitan oficinas en las tres capitales vascas para ayudar a las personas a no colaborar con sus impuestos al gasto militar del Estado.

“A mí me recuerda a las permanencias, de cuando la insumisión”, cuenta Idoia Aldazabal sobre su experiencia en la oficina de Bilbao. Entonces, el movimiento antimilitarista estaba volcado en acabar con el servicio militar obligatorio. Los insumisos se negaban a realizarlo desobedeciendo las leyes. Durante un día o dos a la semana, se reunían en un local para compartir sus dudas, charlar con otras personas sobre desobediencia civil, darse apoyo, etc. “Es una forma de hacer política, en un sentido de acompañamiento, de acogida”, aclara esta activista.

“Trabajamos desde la acción directa no-violenta”, explica Arrate Vivar, que también forma parte del movimiento objetor de conciencia. Vivar aclara que una vez superada la lucha por suprimir la mili, el antimilitarismo pudo dedicar más energía a otras vías para acabar con los ejércitos, en este caso atacando los presupuestos. La ley no contempla la objeción fiscal, es alegal, es decir, una declaración irregular pero no ilegal. “Es una de las pocas vías que nos quedan para protestar”, dice Vivar en referencia al retroceso de los derechos civiles y políticos debido a la Ley Mordaza.

El año pasado se desviaron hasta 100.000 euros para proyectos sociales a través de la objeción fiscal. La cifra todavía está lejos de los casi 20.000 millones de gasto militar previstos en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del Partido Popular. No obstante, cada vez más personas se rebelan ante esta situación.

Este año al menos dos personas están preparando las declaraciones los fines de semana en la oficina, y ya tienen prácticamente todos los huecos cubiertos hasta el final de junio. “Estamos como quien dice muriendo de éxito”, bromea Miguel Martínez, también activista del KEM-MOC. Para el año que viene uno de los retos de la campaña es gestionar la ayuda para todas las personas que se han acercado.

En este sentido, por primera vez este año se llevó a cabo un taller en el que los participantes, con la ayuda de una persona, hicieron su propia declaración de la renta con objeción fiscal. “Así es más empoderante y más participativo”, explica Martínez, que apunta a que el objetivo es que las personas sean capaces de objetar autónomamente, para liberar la oficina y que pueda entrar gente nueva. “Si en el futuro 10.000 personas hacen objeción fiscal en Euskadi y acabamos con los ejércitos, no podremos atender a todas”, contempla en una suposición utópica.

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/gasto-militar/campana-objecion-fiscal-suma-mas-adhesiones-2017-declaracion-renta-moc


Ver también:

Guía rápida para no pagar con tus impuestos el gasto militar

¿Qué es eso de la objeción fiscal? ¿Estoy cometiendo algo ilegal? Si no quieres que tus impuestos vayan a financiar los 20.000 millones de presupuesto del Ministerio de Defensa te enseñamos cómo hacerlo en cuatro pasos.

Alternativa Antimilitarista - Moc
Administración