casco insumissia fusil roto

Para la guerra nada, para la vida todo

Guerras y migraciones: texto y audios

Guerras y migraciones: texto y audios

Es falso que las personas inmigrantes vienen a Europa por razones económicas.
Más del 80% huyen de guerras.
Sus parientes han sido asesinadas y sus hogares destruidos.

(Estudio realizado por la Universidad de Middlesex de Londres en 2015. Nazanín Armanian)

DECÁLOGO GUERRA Y MIGRACIONES

La guerra produce muerte y destrucción donde se desarrolla, Por eso, las personas que viven en lugares en guerra se ven obligadas a huir, dejarlo todo y migrar, para salvarse ellas y sus seres queridos.

1.- La guerra mata de manera indiscriminada. No entiende de edades, mata por igual a criaturas, adolescentes, personas adultas y personas ancianas. Por eso, las personas que viven en lugares en guerra se ven obligadas a huir, dejarlo todo y migrar, para salvarse ellas y sus seres queridos.

2.- La guerra también mata de forma selectiva, hace “limpiezas” étnicas, religiosas y raciales. Por eso, las personas que viven en lugares en guerra se ven obligadas a huir, dejarlo todo y migrar, para salvarse ellas y sus seres queridos.

3.- La guerra coloniza el cuerpo de las mujeres. Las mujeres en las guerras son violadas, compradas y vendidas y usadas como esclavas. Las mujeres son cosas para la guerra, muchas mueren. Por eso, las personas que viven en lugares en guerra se ven obligadas a huir, dejarlo todo y migrar, para salvarse ellas y sus seres queridos.

4.- La guerra mata niños y niñas. Roba todo el futuro de los pueblos a los que ataca. Golpea donde más duele. Por eso, las personas que viven en lugares en guerra se ven obligadas a huir, dejarlo todo y migrar para que no las maten a ellas y a sus seres queridos.

5.- La guerra es una ladrona. Roba recursos de los países empobrecidos por el capitalismo salvaje para dárselos a los países enriquecidos que esquilman a las personas que viven en esos territorios en guerra. Y en esos países las personas se mueren de hambre, de sed y de enfermedades. Por eso, las personas que viven en lugares en guerra se ven obligadas a huir, dejarlo todo y migrar, para salvarse ellas y sus seres queridos.

6.- La guerra es una acaparadora. Quiere para ella todo el dinero. Necesita reclutar personas para sus ejércitos. Necesita gastar cientos de millones al día para calmar su hambre insaciable de recursos. Recursos que deberían utilizarse para que las personas fueran felices y se pudieran desarrollar plenamente. Al no poder hacerlo, las personas sufren y muchas mueren en territorios llenos de recursos. Por eso, las personas que viven en lugares en guerra se ven obligadas a huir, dejarlo todo y migrar, para salvarse ellas y sus seres queridos.

7.- La guerra provoca la pérdida de cosechas, el control y agotamiento del agua potable. Destruye las casas, los hogares, las escuelas, las universidades, los mercados, los lugares de trabajo, las fábricas, los almacenes, los hospitales y centros de salud, los cines y teatros, los polideportivos. Destruye las fuentes en las que se calmaba la sed, los huertos en los que se cultivaba la comida, los animales de los rebaños, los animales domésticos, los bosques por los que pasear, las flores que alegraban la vida con sus colores y olores. Todos los lugares donde las personas desarrollamos nuestra vida. Por eso, las personas que viven en lugares en guerra se ven obligadas a huir, dejarlo todo y migrar, para salvarse ellas y sus seres queridos.

8.- La guerra siembra de minas y muertes aplazadas. Minas con formas bonitas para que resulten atractivas a niñas y niños. Por eso, las personas que viven en lugares en guerra se ven obligadas a huir, dejarlo todo y migrar, para salvarse ellas y sus seres queridos.

9.- La guerra controla las fronteras y en esas fronteras criminalmente cerradas por la guerra malviven y sufren millones de personas refugiadas. Y mueren esperando ayuda y protección sin obtenerla. Por eso, las personas que viven en lugares en guerra se ven obligadas a huir, dejarlo todo y migrar, para salvarse ellas y sus seres queridos.

10.- Y cuando acaba, la guerra sigue matando. Ya ha aniquilado a las personas, la naturaleza en la que vivían, ha acabado con sus formas de vida, con sus recursos, con su cultura… pero quiere más. Cuando la guerra acaba no acaba la violencia, ni el miedo, ni los abusos y en las posguerras muere gente por las minas antipersona y por el negocio de las reconstrucciones posconflicto. Porque las personas no tenemos un botón de apagado y encendido y cuando la guerra acaba, si se ha muerto, si se ha muerto por dentro, no se enciende alguien otra vez. Por eso, las personas que viven en lugares en guerra se ven obligadas a huir, dejarlo todo y migrar, para salvarse ellas y sus seres queridos.

Además, si lo vemos desde nuestro punto de vista:

La guerra nos insensibiliza con respecto a las víctimas. Los intereses internacionales (económicos, geoestratégicos…) y el tratamiento informativo que se ofrece de los países en guerra provoca miedo o rechazo (en el mejor de los tratos, pena) hacia sus víctimas en las poblaciones que no están en guerra. Por ello endurecemos nuestra postura hacia las personas que viven en lugares en guerra y se ven obligadas a huir, dejarlo todo y migrar, para salvarse ellas y sus seres queridos.

La guerra también depreda en las poblaciones de los países que no están en guerra. Los beneficios económicos (presuntos puestos de trabajo…) que producen las guerras en tierra ajena elimina la crítica, simplifica el análisis y destruye otras opciones de trabajo digno en estas poblaciones que, así, obtendrán la misma indiferencia cuando les toque a ellas ser carne de cañón. En su momento, nos tocará vernos obligadas a huir, dejarlo todo y migrar, para salvarnos y salvar a nuestros seres queridos.

Conclusiones:

Nadie migra porque porque sí. Nadie se monta en una patera o en una barcaza y se echa al mar por gusto, nadie cruza un desierto y fronteras peligrosas por gusto.En su lugar, haríamos lo mismo: huir, migrar, intentar salvarnos y salvar a nuestros seres queridos.

Por tanto:

• Decimos: No a la guerra.
• Hacemos Objeción Fiscal al Gasto Militar
• Apoyamos a las personas que migran huyendo de la violencia
• Denunciamos el militarismo y sus apoyos
• Construimos cada día una cultura de paz
• Apostamos por una ética de los cuidados que nos permita vivir en paz y no en guerra

PARA LA GUERRA, ¡NADA!

Enlace carpeta de audios: Cuñas Guerra y migración Junio 2018

Alternativa Antimilitarista - Moc
Administración