casco insumissia fusil roto
x
casco insumissia fusil roto

Para ponerse en contacto con nosotr@s envíanos un email a noticias @ antimilitaristas.org.

El conductor recogió al pasajero en el aeropuerto, pero se negó a entrar al recinto y regresó con el cliente a Gando.

Un taxista de Telde (Gran Canaria) alega objeción de conciencia para no llevar a un militar a la base aérea

Un taxista de Telde (Gran Canaria) alega objeción de conciencia para no llevar a un militar a la base aérea

pedro hernández

Un taxista de Telde se negó a entrar en la base aérea de Gando con un pasajero al que había recogido en el aeropuerto en la noche del pasado 25 de febrero argumentando que es objetor de conciencia y su integridad moral no le permitía acceder a la misma. El conductor regresó con su cliente, un militar vestido de paisano, cinco minutos después a la terminal y explicó de esta forma el motivo de su renuncia al servicio contratado, aunque no le cobró el traslado. Sin embargo, el pasajero, quien fue atendido por otro taxista, mostró su contrariedad por la actitud de este profesional y alegó sentirse discriminado por su condición de militar.

Este hecho, acaecido a partir de las 22.20 horas del día 25 del pasado mes, fue denunciado ante el Ayuntamiento de Telde 28 de febrero por el presidente de la sociedad cooperativa de apuntadores del aeropuerto de Gran Canaria. La concejalía de Transportes ha iniciado un expediente de actuaciones previas para recabar datos y determinar si procede abrir un procedimiento sancionador al conductor, según confirmó ayer Juan Martel, titular de este área.

El presidente de la cooperativa de apuntadores del aeródromo de Gando, Carmelo Martel, declaró ayer que no vio ninguna lógica en la actitud del taxista, a quien preguntó sobre su decisión cuando llegó a la terminal. «Me dirigí al conductor para averiguar que es lo que había pasado y me respondió que el cliente se dirigía a la base militar aérea y que no llevaba sino hasta la puerta de la base porque era objetor de conciencia y su integridad moral no le permitía acceder a la misma».

Martel indicó que ante esta respuesta, «le digo que era su deber completar el servicio para el que fue asignado, pero volvió a negarse argumentando las mismas razones, por lo se tuvo que solicitar otro taxi al ciente, quien se sintió discriminado por su condición de militar y manifestó su malestar por el servicio realizado por la primera unidad, ya que la segunda sí completó el servicio de forma correcta».

«No iba a disparar un arma»

Carmelo Martel añadió que no es la primera vez que este profesional del volante se ha negado a hacer un servicio, una actitud que en el expediente abierto por la concejalía de Transportes se estudia si pueden ser constitutivos de infracción administrativa y de una sanción contemplada en la ordenanza municipal.

El pasajero iba vestido de calle, recalcó el presidente de los apuntadores, el conductor denunciado lo recogió en la terminal 1 para realizar el servicio hasta la base aérea, pero es allí cuando se produce el problema, afirmó Martel, ya que el taxista se negó a entrar en el recinto militar y quiso dejar al cliente en la puerta. Pero este se negó, por lo que el conductor volvió a trasladarlo al aeropuerto. «La ordenanza municipal recoge que debemos entrar a la base porque incluso hay una sentencia judicial que así lo obliga por una denuncia presentada por un mando, pero insistió en lo mismo, que tiene los papeles que le acreditan como objetor de conciencia», apuntó al tiempo que indicó que «lo que se le pidió es que entrara a la base aérea, no que cogiera un arma y se pusiera a disparar o le mandaran a hacer la mili, no tiene lógica su actitud».

Fuentes consultadas apuntaron la posibilidad de que el taxista no conozca en qué consiste la objeción de conciencia y se esté equivocando, «pero lo que no puede hacer es no realizar un servicio en la base militar porque allí no le van a disparar».

Asimismo, las mismas fuentes barajaron que el Ayuntamiento de Telde «puede entender que él ha alegado la objeción de conciencia para no hacer un servicio que no le interesaba y se afrenta a una sanción administrativa y podría acarrearle una suspensión de varios días para realizar servicios en el aeropuerto».

«Estamos recabando datos»

El concejal de Transportes, Juan Martel, confirmó que se «han abierto unas actuaciones previas para comprobar lo sucedido y dar trámite de audiencia al denunciado para que explique los motivos de su decisión. Pero de momento, solo recabaremos datos y según su gravedad, se abrirá un expediente sancionador si el órgano instructor que se nombre ve fundamento para sancionar a este taxista por una infracción en materia de transporte urbano de viajeros».

Martel aseguró que «no podemos decidir nada sobre este tema hasta que no esté terminado el expediente, ya que debemos saber si esa asalariado, propietario de la licencia, si tiene autorización para hacer servicios en el aeropuerto, entre otros aspectos».

Fuente: https://www.laprovincia.es/telde/20...

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

Alternativa Antimilitarista - Moc
Administración RSS